miércoles 19/1/22

Kylie Jenner es feliz con la vida que lleva. No podía ser de otro modo. Y no nos referimos exclusivamente al poder monetario, a la cuenta corriente, a su naturaleza de millonaria mundialmente conocida y reconocida. No. No aludimos a su potencial económico. Pues no siempre la felicidad se compra. Y menos con billetes de pasta gansa.

Kylie Jenner es libre. Actúa en consecuencia y consonancia con su mejor parecer. No está constreñida por ninguna presión social. Si las hubiere -la presión social, el peso de la fama-, ella la recibiría como un mero runrún de fondo apenas perceptible. Su sentido común así lo dicta. Su sentido del ser también.

Sorprende de nuevo

Kylie Jenner acaba de sorprender de nuevo. En esta ocasión con un vídeo. Tanto ella como Caitlyn Jenner se ha reunido en el canal de esta última. Para hacer algo que a ambas apetecía. Era como una especie de cuenta pendiente. De asignatura colgada de un inminente examen público. Estaba pendiente, sí. ¿El qué? Pues mantener una conversación sincera, la una con la otra y la otra con la una, y de cara al público.

En este sentido Caitlyn comienza dando las gracias tanto a Kylie Jenner como al resto de sus hijos por haber sido literalmente sus mejores amigos durante esta transición tan difícil. La cosa ya comenzaba de modo entrañable. Se predisponían a la honestidad como tono de la iniciativa.

Sentirse afortunada

Kylie Jenner, por su lado, usa los productos de su línea de maquillaje y 'skincare' y ella misma, totalmente, confiesa a pies juntillas sentirse muy afortunada, tremendamente afortunada y privilegiada. Y contenta, satisfecha, por formar parte del canal de Caitlyn. Y enfatiza esta opinión al reconocer ser una gran motivación e inspiración para ella misma. En la charla se pone de manifiesto cómo se admiran profundamente.

La hija maquilla, la veterana sonríe. Ambas se retroalimentan de motivos para la alegría, de motivos para la esperanza. A lo largo de todo el vídeo no cesan de darse las gracias. Se agradecen formar parte de la vida de la otra, ambas recíprocamente. Hace años hablaron si Kylie Jenner podía seguir llamándole 'papá' a Caitlyn y ella dice que “es la mejor decisión que podrían tomar”. Ahí queda eso.

Cada una desea lo mejor para la otra. Es un sentimiento de bondad puro y verdadero. Un sentimiento que no esconde nada. Sentimiento que no tiene trampas y cartón. Sentimiento verdadero. El vídeo no es una pose. El vídeo no responde a ninguna estrategia. El vídeo es pura confesión. Puro ejercicio de libertad.

Kylie Jenner maquilla a Caitlyn Jenner en un vídeo que se hace viral