miércoles 19/1/22

Con ella no llegó el escándalo pero sí un cuerpo de infarto. En la interiorización general que ha supuesto la pandemia, nuestra protagonista ha optado por la exterioridad de su radiografía. Para lucir palmito. Hablamos de una mujer total. Hablamos de una mujer que no es fatal. Hablamos de una guapa llamada Kylie Jenner.

Sí el fenómeno fan conlleva beneficios en ristre, uno de ellos es cuanto de bueno, referencialmente, pueda aportar el ídolo a sus millones de seguidores. Y entiéndase por bueno una serie de códigos de valores o unos ejemplos de autoayuda que siempre vendrán de perillas por ejemplo al público adolescente. E incluso también al no adolescente.

Kylie Jenner, una mujer 10

Kylie Jenner es la nueva mujer 10, la que sabe sacarse partido sin necesidad de transformarse. Lucir palmito es moneda común en sus últimas publicaciones. Parece como si necesitara concentrar no solo la mirada del internauta sino la autoestima de cuantas mujeres caminen por la vida entre la dubitación y los complejos físicos.

Bien podría argüirse que Kylie Jenner no tiene mal cuerpo, sino todo lo contrario. Lo luce espectacular. Pero también ha de sustanciarse, apostando además doble contra sencillo, que de no tenerlo Kylie Jenner lo luciría igualmente. Pero el caso es mostrar sinceridad en silencio.

Realidad social

En la vida hay que quitarse y desquitarse de los complejos que encastillan. A la mayor brevedad posible. Debemos huir del temor al qué dirán. Las redes sociales, bien canalizadas, son un instrumento beneficiador para cualquier usuario o usuaria. Y no por proyectarse hacia el mundo, sino para colocar su realidad social .

Fotos en bikini evidencian que Kylie Jenner es una influencer en perfecto estado físico, en perfecto estado de revista, que ha comenzado el año 2021 copando la actualidad sucesiva, la actualidad que no descansa. La actualidad cañón (en el menor sentido de la palabra). La realidad tal cual es y la realidad tal cual somos. Ella nuestra así su fortaleza psicológica.

Honestidad y transparencia

Esta guapa y rica también lo es romántica, también lo es honesta. También lo es transparente. Y tiene a su red como un confesionario en abierto a doble vertiente. Para sacar pecho, en la doble interpretación del término. De esta frase hecha. Ahora más que nunca se la ve conforme a sí misma.

Que salga en Instagram a sus anchas, haciendo lo de siempre, no es sino nuestra de autoafirmación, de seguridad en sí, de fortaleza interior y de arquitectura exterior, de tronío. De poderío mental. De gran posicionamiento psicológico. Es gritar, con media sonrisa, que con ella nadie puede. ¡Y bien que hace!

Kylie Jenner muestra fortaleza psicológica en las redes sociales