lunes. 15.08.2022

No es oro todo lo que reluce en la casa de Kylie Jenner

Un detalle apenas perceptible en el cuarto de baño dispara en las redes toda serie de comentarios despectivos hacia Kylie Jenner

Hay que tener ojo avizor en estos tiempos que corren. En estos tiempos en los que tanto nos exponemos a causa de las redes sociales. Esto lo sabe a ciencia cierta Kylie Jenner. Somos seres visibilizados. Cuasi vigilados por el ojo del Gran Hermano que a veces -la mayor de las veces- es Internet.

Kylie Jenner instagram

Las redes sociales son el ojo de la cerradura que todo lo observa en lejanía y en cercanía. Más bien lo segundo. Retina que se acerca. A pasos agigantados. Por lo común con una lupa que todo lo magnifica y todo lo descubre. Las redes sociales es un telescopio sobre los pequeños detalles. Un rastreador de aquello que parece pasar desapercibido.

La exposición y sus riesgos

Parece que dominamos todo cuanto publicamos. Y por lo general así es. Pero a veces se cuela un enanillo de imprenta, por decirlo metafóricamente. Un detalle en principio no apreciable en una fotografía que al cabo delata una cuestión que preferimos hubiese quedado ocultada.

La exposición personal conlleva sus riesgos. Y la sobreexposición no digamos nada: es un equilibrismo en la cuerda floja. Las redes nos colocan en un escaparate mundial. O ojos vistas de todo quisque. A menudo no reparamos en la dimensión, en la proyección, en el alcance, de la red de redes. A la que, dicho sea de paso, jamás hay que perderle el respeto.

Fuente de poder

Kylie Jenner es amiga íntima de las redes. Son su fuente de poder. Y de influencia. Como una batuta que produce a cada paso el abracadabra de su lucimiento. Y es que, si tienes 210 millones de seguidores en Instagram, parece normal que cada publicación sea escrutada de norte a sur y de este a oeste. Con un visual efecto rodillo que nada pasará por alto.

Este pasado fin de semana Kylie Jenner ha sido noticia precisamente por el efecto contrario de cuanto pretendía con una de sus penúltimas publicaciones. Compartió una historia corriente y moliente a través de una fotografía recogida por elMIRA.es en la que -¡ay!- se veía parte de su cuarto de baño. Y hasta ahí todo normal…

Kylie Jenner ducha

¿Nada del otro mundo?

Todo menos la parte de la ducha que se apreciaba… Una ducha que ha sido ‘trending topic’ en Twitter. ¿Y por qué? Por la presión del agua. Por la débil, por la floja, por la escasa presión del agua de la ducha… Una ducha que tampoco parece nada del otro mundo.

Y lo que parece una mera anécdota.. no lo ha sido. Y no lo ha sido porque muchos usuarios han criticado que, pese a poseer la empresaria un patrimonio que ronda el billón -con be- de dólares y asimismo una casa valorada en 35 millones, tenga por el contrario una ducha de andar por casa en la que apenas sale el agua con presión.

Las redes enseguida acogieron comentarios despectivos-burlescos de toda índole. El repertorio pronto fue en aumento, como una retahíla de chistes con un mismo argumento de fondo. Cosas que pasan. La fama, a menudo, es lo que tiene.

No es oro todo lo que reluce en la casa de Kylie Jenner