sábado 27/11/21

Ábalos admite que vio a la segunda de Maduro y que sí supo de su llegada

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de "la Venezuela de Nicolás Maduro", aterrizó en España a pesar de tener prohibida la entrada en Europa

Ábalos admite que vio a la segunda de Maduro y que sí supo de su llegada

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de "la Venezuela de Nicolás Maduro", aterrizó en España a pesar de tener prohibida la entrada en Europa

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha confirmado que mantuvo "un saludo forzado por las circunstancias" con la vicepresidenta de Venezuela, Dalcy Rodríguez, en la noche del domingo al lunes pasado.

El también secretario de Organización del PSOE, ante las críticas y las sospechas de mantener relaciones privadas con Nicolás Maduro, se ha excusado diciendo que se desplazó al aeropuerto de Madrid Barajas para recibir al ministro venezolano de Turismo, Félix Plasencia, por "la relación personal que mantienen" y quien iba a participar en la feria internacional de turismo FITUR. A diferencia de Rodríguez, quien tiene prohibida la entrada en suelo de la UE, sobre Plasencia no pesa ninguna sanción.

Hay que recordar que a varios miembros del régimen de Nicolás Maduro se les han congelado sus bienes en Europa y no se les permite pisar territorio comunitario. Esto sucede dado que no se ha producido ningún avance en materia de apertura de la dictadura ni se han detenido los abusos contra los principios democráticos. Hace meses que los ministros europeos recuerdan que el proceso electoral del pasado 20 de mayo y el poder que se deriva de él es ilegítimo, dado que la votación en Venezuela «no fue libre ni justa y su resultado carece de credibilidad, porque el proceso electoral no garantizó las medidas necesarias para que fueran inclusivas y democráticas».

Ábalos, según indica su equipo, tuvo conocimiento de que la vicepresidenta venezolana viajaba en el mismo avión junto a Plasencia "un poco antes de su llegada", calificando el encuentro no como una reunión, sino como "un saludo forzado por las circunstancias", y sin precisar porque no advirtió a las autoridades españolas que dirige su Gobierno de la presencia de una persona que tiene prohibida la entrada en la Unión Europea.

Además, el Gobierno español sigue sin aclarar es dónde estuvo la vicepresidenta de Venezuela en las 14 horas que permaneció en España tras verse con el ministro de Fomento.

La aeronave que trasladó a Madrid a la vicepresidenta junto a su ministro de Turismo, Félix Plasencia --él sí participó en la feria internacional FITUR al no estar afectado por las sanciones diplomáticas de la UE-- permaneció en el aeropuerto algo más de 14 horas, según figura en la web del rastreador de vuelos Flightaware, que ha consultado Europa Press.

El avión, en vuelo privado, aterrizó a las 0.12 horas del lunes, con una hora de retraso sobre el horario previsto inicialmente, y despegó de Madrid 14 horas después, a las 14.42 horas.

Fuentes del departamento que dirige Ábalos han reconocido a Europa Press que el ministro estuvo "unos minutos" en el avión en el que viajaban los dos representantes de Maduro, pero no han aclarado qué hizo la vicepresidenta venezolana tras ese encuentro y las horas posteriores, al que el Gobierno español no otorga un carácter formal.

Ábalos admite que vio a la segunda de Maduro y que sí supo de su llegada