miércoles. 26.06.2024
Edificio de Abengoa en Madrid
Edificio de Abengoa en Madrid

Abengoa ha solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) del Gobierno el rescate para su sociedad Abenewco 1 por un importe de 249 millones de euros. Así lo informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata de la sociedad a la que traspasó los activos y las actividades más valiosos de la matriz.

En concreto, la empresa ha presentado a la SEPI una solicitud de apoyo público temporal con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. El mismo que fue creado por el Gobierno para ayudar a compañías impactadas por la crisis del Covid-19 y dotado con 10.000 millones de euros.

La concesión de la ayuda queda pendiente de que SEPI y los demás órganos competentes completen sus procedimientos internos de 'due diligence'. Estos se realizarán de conformidad y en los plazos previstos en la normativa de aplicación y hasta la resolución definitiva de la solicitud presentada.

De esta manera, el grupo busca preservar estos activos y mantener operativa una filial en la que se encuentra el negocio de la compañía. Además de sus cerca de 13.000 empleados.

Por otro lado, señala que Abenewco 1 plantea la operación sobre la base de una oferta de carácter no vinculante recibida por parte de un inversor "considerándola como la única opción posible en la actualidad". Aunque la misma no ha alcanzado todavía un acuerdo definitivo con los diferentes grupos de acreedores ni ha obtenido todavía la aprobación de las diferentes instituciones públicas (SEPI, ICO y Cesce) para este rescate.

En particular, Abenewco 1 propondría la implementación de una operación en tres fases sucesivas. Estas pasan por una primera fase de financiación interina y avance de nueva línea de avales. Otra de financiación adicional, cierre de reestructuración y disponibilidad del resto de la nueva línea de avales. Por último, una tercera de financiación SEPI.

Oferta del fondo Terramar para inyectar 200 millones

En este sentido, la filial de Abengoa ha recibido una oferta no vinculante por parte de un grupo de inversores liderado por TerraMar Capital LLC, radicado en Estados Unidos. Consiste en proporcionar 150 millones de euros en forma de préstamo y 50 millones de euros en forma de aportación de capital a Abenewco 1.

El préstamo de 150 millones de euros se dividiría en dos desembolsos. Uno inicial de 35 millones de euros que dotaría a Abenewco 1 de liquidez en el corto plazo y 115 millones de euros adicionales. Ambos estarían sujetos al cumplimiento de ciertas condiciones precedentes.

Una vez cumplidas las condiciones precedentes, Abenewco 1 realizaría una ampliación de capital que subscribiría TerraMar por un importe de 50 millones de euros.  El objetivo consiste en llegar a ostentar el 70% del capital social de Abenewco 1.

Eso sí, esta oferta de financiación e inversión está condicionada a que las instituciones financieras de relación de la compañía aporten nueva financiación y nuevas líneas de avales. Es decir, en línea con los acuerdos firmados y anunciados en agosto 2020.

Abengoa

En la primera de las fases, según la nueva hoja de rescate del grupo, recibiría 35 millones de euros en forma de préstamo. Además, dispondría de un avance de una nueva línea de avales por un importe inicial de 40 millones de euros.

Nuevo contrato de reestructuración

También estaría prevista la suscripción de un nuevo contrato de restructuración y los compromisos de financiación en dinero y avales con la garantía del ICO y de Cesce.

En la segunda, la ejecución del acuerdo de reestructuración implicaría un cambio en la estructura de capital de Abenewco 1, pasando a ser accionistas los principales acreedores de Abenewco 1 y el nuevo inversor.

Como consecuencia de ello, se rompería el grupo contable del que ahora es matriz la sociedad y el grupo pasaría a estar encabezado por Abenewco 1.

Adicionalmente en esta segunda fase, Abenewco 1 estimaría tener disponible una financiación sindicada bancaria similar a la firmada y anunciada en agosto 2020 (financiación ICO).

Tendría cobertura ICO por el 70% del importe, de acuerdo con las medidas aprobadas por el Gobierno de España para apoyar a las empresas afectadas por la pandemia causada por el Covid-19. Así como una nueva línea de avales por un importe de hasta 300 millones de euros como ampliación del avance realizado en la fase uno.

Finalmente, la tercera fase consistiría en el cierre de la financiación SEPI anunciada. Los fondos obtenidos con esta financiación serían destinados principalmente al repago de la financiación ICO. 

Por su parte, el importe sobrante sería utilizado para usos generales de Abenewco 1. Para ello, respetando siempre las limitaciones y normativa aplicable a las financiaciones del apoyo público temporal objeto de la solicitud.

"Única opción posible"

El consejo de administración de Abenewco 1 ha asegurado que el plan de reestructuración es "la única opción posible" en las circunstancias actuales. Se trata de la oferta no vinculante recibida por parte del inversor para el relanzamiento de la filial y su grupo de sociedades participadas.

El pasado 22 de febrero, Abengoa SA, matriz del grupo, solicitó la declaración de concurso voluntario de acreedores. Lo hizo tras no lograr que los acreedores financieros le otorgaran los consentimientos para extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración.

La Sección Tercera del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla, encargada de la solicitud de concurso voluntario de acreedores formalizada por la multinacional sevillana Abengoa tras no aceptar sus acreedores financieros extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración, declaró en concurso a la entidad tres días después.

El pasado 6 de agosto, el grupo había alcanzado un acuerdo para que Abengoa Abenewco 1 suscribiera un préstamo a cinco años por importe de hasta 230 millones de euros. Según el plan denominado 'Vellocino', estaba previsto que pasará a ser sociedad cabecera de todos los negocios de la empresa.

La finalidad era solicitar la garantía del ICO al amparo del Real Decreto-Ley 8/2020 de medidas urgentes y extraordinarias contra el impacto social y económico el Covid-19.

El cierre de la operación estaba pendiente de la contribución de la Junta de Andalucía a ese rescate en unos 20 millones de euros adicionales que no se terminó nunca de concretar.

Deuda de casi 6.000 millones

La deuda financiera a cierre de 2019 de Abengoa ascendía a 4.783 millones de euros. Se trata del último ejercicio con datos reportados por la compañía. El mismo que hizo hace apenas una semana con casi un año de retraso.

Si embargo, la deuda realmente se elevaba hasta casi 6.000 millones si se tenían en cuenta 1.165 millones de euros correspondientes a deuda de proyectos en venta.

El grupo ya esquivó en 2017 el que habría sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España. Ocurrió después de verse acuciada por una deuda de casi 9.000 millones de euros.

A cierre de 2019, la plantilla de la compañía en el mundo superaba los 14.000 empleados. Con en torno al 18% de ellos, unos 2.578 trabajadores, en España.

Abengoa pide un rescate de 249 millones a la SEPI