domingo 22/5/22
Alarma en España. Este es el posible origen del brote de hepatitis infantil
Alarma en España. Este es el posible origen del brote de hepatitis infantil

Tras el devastador paso del Coronavirus y sus daños colaterales que todavía se sufren, el mundo en general y España en particular asisten alarmados a un brote de hepatitis infantil cuyo origen trata de esclarecerse para poder hacer frente a nuevos casos.

A día de hoy se desconoce la causa de esta enfermedad de la que ya se han confirmado al menos 169 casos en 11 países. Incluso la OMS avisa de que uno de estos diagnósticos habría sido mortal. Por eso, de momento todo está en estudio hasta tener indicios más fiables.

No obstante, y pese a este lógico mutismo ante un tema tan delicado, en las últimas semanas se ha empezado a apuntar como posible culpable el adenovirus F-41, un extraño virus del que poco o nada se sabe y que, por tanto, habrá que intentar explicar.

Adenovirus F-41

Los adenovirus son patógenos comunes en humanos capaces de provocar enfermedades en las vías respiratorias, los ojos, el intestino, el hígado, el tracto urinario y las adenoides o vegetaciones.

Existen más de 47 tipos distintos de adenovirus humanos. Algunos además de subdividen en subgrupos A-F.  Hay que señalar que las hipótesis que se barajan apuntan a que no es estacional por lo que puede contraerse tanto en verano como en invierno y ataca especialmente a los niños de dos años.

Principales hipótesis

  • La infección por adenovirus es la teoría que cobra más fuerza, pero no es la única. La mitad de los casos han dado positivo para el adenovirus, que normalmente manifiesta síntomas parecidos a los de un catarro así como diarrea o vómitos.
  • No se descarta que el culpable de estos casos de hepatitis en niños sea de origen tóxico, provocada por la intoxicación de algún alimento o bebida, incluso juguetes
  • Al no cursar fiebre tampoco se cree que el origen sea bacteriano
  • Se ha descartado que guarde cualquier relación con la vacuna contra el Sars-CoV-2 ya que ninguno de los enfermos la había recibido

Es por ello que incluso se habla de que pueda tratarse de un virus desconocido. En este sentido, desde la Organización Mundial de la Salud pide que se realicen a los sospechosos análisis de sangre, suero, orina, heces y muestras respiratorias, así como muestras de biopsia hepática.

Alarma en España: Este es el posible origen del brote de hepatitis infantil