martes. 16.08.2022
El quirófano Optimus, en el Hospital Clínic de Barcelona, equipado con 5G. ALEJANDRO GARCÍA (EFE)
El quirófano Optimus, en el Hospital Clínic de Barcelona, equipado con 5G. ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

En un momento crítico para el sistema sanitario español, cualquier ayuda es poca para poder intentar sacar fuerzas de flaqueza y afrontar todas las olas del Coronavirus que queden por venir. En este sentido, el 5G se ha postulado como la herramienta que podría ayudar a afrontar los desafíos que nos estamos encontrando en el día a día de la pandemia.

La sanidad está constantemente en evolución, en busca de nuevas herramientas que puedan seguir aportando en el reto global que está suponiendo el Covid-19. Para lograr todos los retos que nos acechan, el sistema sanitario necesita de la tecnología, concretamente de la tecnología 5G.

Con estos avances en la banda ancha de Internet, se podrá ofrecer una visión más integral e individualizada para cada paciente, algo por el momento imposible con los servicios tradicionales. Para superar los desafíos sanitarios es fundamental incorporar capacidades que puedan aportar ciertos sectores tecnológicos para ayudar a dar un vuelco en la transformación digital del sistema de sanidad.

En este sentido, según Juan Abarca, presidente de HM Hospitales, “la diferencia entre la atención sanitaria del siglo XX y la del siglo XXI es el dato. El salto cualitativo que se obtiene de una gestión y tratamiento del dato clínico es muy alto y diferencial para conseguir una atención más rápida y de mayor calidad.”. De esta manera, ofrecer una atención personalizada, preventiva; predictiva y participativa sólo será posible gracias al 5G y mediante la gestión integral del dato personal y el tratamiento del dato agregado anonimizado.

Los hospitales en busca de un cambio para mejorar la sanidad

Con esta nueva forma de conectarnos, que está siendo posible gracias al 5G, los centros hospitalarios pretenden pasar a convertirse en grandes centros de tratamientos de datos. Esto no quiere decir que los hospitales que conocemos actualmente vayan a desaparecer; sino que los hospitales del futuro podrán poner a disposición de los pacientes mejores infraestructuras tecnológicas para un mejor seguimiento.

torrecárdenas hospital covid

Este cambio no solo se basará en digitalizar lo existente, sino en aprovechar la capacidad de las diferentes tecnologías para lograr una verdadera transformación capaz de ampliar los límites de la realidad tal y como la conocemos ahora; dando lugar a nuevas soluciones que lleven la atención sanitaria a otro nivel. En este sentido, hablamos de redes tecnológicas móviles y con alta disponibilidad; las cuales podrían permitir la aparición de aplicaciones en tiempo real en el ámbito sanitario.

Es aquí donde las redes 5G juegan un papel fundamental, pues podrían ser capaces de suministrar soluciones y aplicaciones en el entorno tecnológico que ayuden a cubrir los principales retos que afronta la sanidad en estos días, como puede ser la pandemia, u otra serie de problemas como las enfermedades crónicas, dispersión geográfica y gestión del tiempo, entre otros.

De esta manera, las redes 5G apuntan a ser la nueva piedra angular sobre la que debe girar la nueva experiencia del paciente; ya sea a nivel de seguimiento médico, conectividad, monitorización o, incluso, medicina preventiva y predictiva; adelantándose en la identificación de enfermedades futuras.

¿De qué serán capaces las redes 5G?

En el ámbito sanitario, los expertos apuntan a que las redes 5G serán capaces de realizar las siguientes actuaciones:

  • Transmitir información médica de un paciente, obtenida a través de IoT’s (IoMT’s – Internet of Medical Things) o wearables; a los sistemas de captación y almacenamiento de datos.
  • Utilizar información en tiempo real con inteligencia artificial, para generar de vuelta hacia los pacientes, familiares y médicos alarmas; cambios en el tratamiento, envío urgente de medicamentos utilizando drones, activación de ambulancias, etc.
  • Actuaciones en tiempo real, utilizando para ello herramientas de geolocalización gracias al 5G.
  • Alto flujo de datos y baja latencia en la realización de cirugías a distancia o videollamadas entre profesionales.
  • El 5G permitirá acceder a la situación médica del paciente a través de sistemas de visualización avanzados (AR/VR/Gemelos digitales); compartiendo dicha información con cualquier parte del mundo, todo ello en tiempo real.
  • Disponibilidad de información de calidad del estado del paciente, para evitar tener que trabajar con información sesgada, incompleta o subjetiva.
  • Los tratamientos serán más eficaces y personalizados para cada uno de los pacientes. Todo ello basado en datos médicos individualizados; con la ayuda de los datos agregados y anonimizados.

Así ayudará el 5G a la mejora de la atención sanitaria en España