lunes 16/5/22
El peligroso efecto manada en las carreteras de España
El peligroso efecto manada en las carreteras de España

En mitad de la operación retorno de las vacaciones de agosto, que comienza este fin de semana, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido advertir a los conductores sobre los peligros de los excesos de velocidad al volante. Y lo ha hecho poniendo el foco en un fenómeno que quizá no conozcas: el llamado ‘efecto manada’.

La DGT nos ha dado a conocer este llamado ‘efecto manada’ a través de una publicación en su cuenta oficial de Twitter, donde compara de manera muy gráfica una estampida de caballos con distintos coches avanzando velozmente en una autopista. La DGT nos advierte del peligro real de este ‘efecto manada’, que puede llegar a costarnos la vida: “¿Conoces el efecto manada? Ocurre también con la velocidad. No corras porque lo hacen los demás. Puede costarte la vida”.

Comportamiento de los animales

Cómo puede verse en el comportamiento de los animales cuando corren en manada, este efecto aplicado a la conducción es el que se produce cuando un conductor adquiere una velocidad excesiva por imitación. Es decir, cuando corremos demasiado porque lo están haciendo los demás.

Este comportamiento es más común de lo que creemos y se da en la mayoría de las ocasiones de una manera inconsciente, al menos en un principio. Si nos fijamos en la velocidad del coche que nos precede en una autopista, o la de los que nos adelantan, podemos llegar a imitar esa velocidad, aunque esta esté muy por encima de los límites legales. También puede ocurrir porque un coche acelere demasiado tras nosotros y su cercanía nos resulte molesta.

Este comportamiento puede hacernos ir a una velocidad excesiva sin que reparemos en ello y puede ocasionar graves accidentes y costarnos la vida. El hecho de no ser conscientes de nuestra velocidad real puede afectar a nuestra reacción, reflejos y cálculos de la distancia si tenemos que frenar, girar o actuar frente a un accidente.

La manera de evitarlo

La principal recomendación que la DGT n os hace para evitar este peligroso efecto manada es “ser uno mismo” cuando estamos al volante, no imitar la velocidad o imprudencias de otros conductores y siempre respetar los límites de velocidad establecidos para cada vía.

Además de actuar siempre con sentido común. Otro elemento que puede ayudarnos a no imitar velocidades adecuadas sin darnos cuenta es utilizar los limitadores de velocidad disponibles ya en la mayoría de vehículos. Si vamos a conducir muchas horas por una autovía, una buena idea es fijar el limitador de velocidad en el máximo permitido, 120 Km/h.

Y es que la velocidad excesiva se encuentra tras la mayoría de los accidentes mortales. Según el informe “Velocidad y Riesgo de Accidente” de 2018 realizado por la OCDE y el Forum Internacional del Transporte, la velocidad tiene influencia directa en la frecuencia y severidad de los accidentes.

Con más altas velocidades de conducción, el número de accidentes y su severidad crecen desproporcionadamente. El informe asegura que una subida del 1% en la velocidad media conlleva un crecimiento del 2% en la frecuencia de accidentes con víctimas, del 3% en la frecuencia de accidentes graves y del 4% en el de accidentes mortales.

Así es el peligroso efecto 'manada' en las carreteras de España