jueves. 22.02.2024

"Con 27 años no acepto que me dejen morir por un puto Covid". La pandemia de Coronavirus ha colapsado los sistemas sanitarios y ha paralizado toda actividad que no tenga que ver con la lucha contra la Coronavirus. Este jueves Patricia Rus Torrejón, una joven que padece Cáncer de mama y que hace un "llamamiento desesperado" para visibilizar la situación de los enfermos de cáncer y de otras enfermedades, que con la situación de la pandemia han visto entorpecida su recuperación.

https://www.youtube.com/watch?v=sJIgpxVnH-c&feature=youtu.be

"Yo con 27 años no estoy dispuesta a que me dejen morir por un puto Covid" explica derrotada la joven, que en su discurso destaca que las muertes de cáncer al año en España se llevan a más personas que la Covid-19: "¿El cáncer no es una pandemia?".

Diagnosticada en marzo

Patricia cuenta a la Cadena Ser que fue diagnosticada de cáncer de mama en marzo, una semana antes de que comenzara la pandemia. Terminó la quimio hace tres meses, cuando le dijeron que había que dejar un mes de descanso al cuerpo antes de realizar la cirugía, y todavía no la han citado. Lleva todo este tiempo tomando unas pastillas que, según dice, impiden que el tumor crezca.

Tomando aire cada vez que emite una frase para contener los sentimientos, esta mujer ha querido denunciar a través de las redes sociales la situación en la que se encuentran miles de personas en España; muchas de ellas con necesidades de operaciones urgentes y que ahora mismo no se están realizando.

"No es justo que por luchar por una pandemia a otros se les deje morir" afirma Patricia Rus, que ha estado llamando durante todo el mes de noviembre a su hospital asignado en Jaén: "nadie me coge el teléfono y cuando lo hacen te dejan en espera". Hace unos días, le cogieron el teléfono en la planta de Patología mamaria, en Jaén, y le confirmaron que con la situación de la pandemia todas las cirugías están anuladas, sea del tipo que sea.

La joven pide a las autoridades sanitarias actuación frente a estos casos, y ha propuesto que se separen zonas en los hospitales para poder atender en calidad. "No todo es Covid".

Otras historias estremecedoras

A finales de mayo la revista The Lancet publicaba un estudio que se había llevado a cabo desde que comenzó la pandemia y que arrojaba a la luz unos datos preocupantes, la COVID-19 afecta más a personas que padecen cáncer: "La tasa de mortalidad para este grupo de pacientes en su conjunto fue del 13%, más del doble que la informada para todos los pacientes con Coronavirus, pero en algunos casos es aún peor".

Otra estremecedora historia fue la de Sonia Sainz-de la Maza recogida por El Correo de Burgos a principios de octubre. Su hermana contaba desolada como la habían dejado morir, al estar tres meses sin una cita presencial: "Mi hermana se ha estado muriendo al otro lado de un teléfono".

Sonia, de 48 años, se puso en contacto con su médico del municipio burgalés de Espinosa de los Monteros, pero este nunca quiso explorarla por riesgo a un contagio. "Hemos perdido nuestros derechos sanitarios" denunciaba esta mujer a la Consejería de Salud de Castilla y León.

"Con 27 años no acepto que me dejen morir por un puto Coronavirus"