martes 24/5/22
Vacuna Covid-19

El Coronavirus sigue golpeando de forma terrible al mundo en general y a España en particular. Ahora son 45 las personas contagiadas que ya habían recibido la primera dosis de la vacuna.

Las residencias de ancianos han sido muy golpeadas por la pandemia del Coronavirus. Y en esta ocasión, se ha registrado un nuevo brote de coronavirus en la residencia 'Bona Vista de Lladó', en Girona (Cataluña), según el Diario de Girona. 34 de los 36 residentes se encuentran infectados, habría un fallecido y otras cinco personas estarían ingresadas.

También, 11 trabajadores de la residencia están contagiados; por lo que han tenido que contratar personal de refuerzo, ya que algunos están de baja por Coronavirus.

Según informan, el primer infectado se detectó el día 11 de enero en un trabajador, en el marco de uno de los cribados rutinarios que se hacen semanalmente entre profesionales de las residencias.

El primer caso fue una sorpresa

Por su parte, la directora del geriátrico, Carmen Orozco, explicó al Diario de Girona que cuando se detectó el primer caso entre los profesionales de la residencia fue "una sorpresa".

"Todos los trabajadores y usuarios ya habían recibido la primera dosis de la vacuna; pero cuando se detectó el primer positivo era muy pronto para que hubiera hecho efecto", manifestó. Además, Orozco aseguró que no habían tenido ningún caso positivo desde el inicio de la pandemia.

En Cataluña los principales indicadores epidemiológicos siguen mejorando con el riesgo de rebrote y la velocidad de propagación a la baja. Sin embargo, los contagios continúan aumentando. Y en las últimas 24 horas se han notificado 3.809 más, así como 70 fallecidos.

Por su parte, los hospitales catalanes tienen a un total de 2.853 personas ingresadas por Coronavirus, de las que 659 están graves en la UCI.

Muere un médico tras ponerse la vacuna contra el Coronavirus

Muere un médico tras ponerse la vacuna contra el Coronavirus. Las autoridades estadounidenses han confirmado recientemente que están investigando la muerte de un médico de Florida tras ponerse la vacuna contra el Coronavirus. No está confirmado que la muerte se deba al antídoto pero es una de las posibilidades que manejan los forenses.

El Departamento de Salud de Florida y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) investigan el fallecimiento del doctor Gregory Michael semanas después de ponerse la vacuna de Pfizer-BionTech.

El doctor, de 56 años, era ginecólogo del Hospital Mount Sinai Medical Center en Miami Beach. Allí había ejercido durante los últimos 15 años y dos semanas antes de su muerte se había vacunado contra el covid.

El director de operaciones de la oficina del forense, Darren Caprara, ha informado de que Michael se puso la vacuna el 19 de diciembre y murió entre el 3 y el 4 de enero. Caprara ha aclarado que no está confirmado que su fallecimiento se deba a la vacuna, aunque es una de las posibilidades que los expertos sanitarios barajan. Es necesario aún que el forense y las agencias asociadas completen los estudios.

Pfizer ha admitido en un comunicado que está investigando la muerte del ginecólogo y señala en un comunicado que “es un caso clínico muy inusual de trombocitopenia grave, una condición que disminuye la capacidad del cuerpo para coagular la sangre y detener la hemorragia interna”.

Contagiadas 45 personas que ya habían recibido la primera vacuna