martes 18/1/22
Foto: EFE
Foto: EFE

El nieto de Franco se libra de ir a la cárcel por el atropello a dos agentes

El acusado iba en dirección contraria y con las luces apagadas siendo perseguido por la Guardia Civil durante 30 kilómetros

Francisco Franco Martínez-Bordiú, el nieto mayor de Francisco Franco, se ha librado definitivamente de entrar en prisión por atropello de dos guardias civiles.

El Tribunal Constitucional ha acabado con las mínimas posibilidades que le quedaban a las víctimas del accidente, al no admitir a trámite el recurso de amparo que presentó una de ellas.

Esta decisión ha supuesto un carpetazo definitivo al proceso judicial protagonizado por el nieto de Franco, que fue condenado a 30 meses de prisión por delitos de atentado contra la autoridad y conducción temeraria por un juzgado de lo Penal de Teruel, pero que fue absuelto después por la Audiencia Provincial.

El suceso ocurrió en el año 2012, cuando dos guardias civiles dieron el alto a un vehículo que circulaba con las luces apagadas y en sentido contrario por la carretera nacional 234. El conductor, pese a ver las señales de los agentes, se dio a la fuga.

Los agentes lo persiguieron durante 30 kilómetros y cuando pudieron detenerlo, uno de los ocupantes del vehículo encañonó a los agentes con una escopeta mientras el conductor se daba marcha atrás con su coche, arremetiendo contra el de la Guardia Civil. De esta manera, uno de los agentes salió lesionado.

Cinco horas después, el automóvil fue hallado, y para sorpresa de los agentes, el coche estaba registrado a nombre de una sociedad propiedad de Francisco Franco Suelves, hijo de Francis Franco.

En febrero de 208, un juzgado de Teruel sentenció que el conductor era el nieto del dictador. La decisión se basaba principalmente en uno de los testimonios de los agentes, que lo reconoció como la persona que conducía el coche.

Por el contrario, el fallo tachó de "poco creíbles" las declaraciones de los testigos, mientras que Franco aportó a la vista algunas pruebas que lo situaban en Madrid el día que sucedieron los hechos. Sin embargo, meses más tarde la Audiencia provincial dio la vuelta al caso al considerar que durante la vista no se practicó “prueba de cargo suficiente” capaz de debilitar la presunción de inocencia del nieto del dictador.

Por ello, el Constitucional entiende que el recurso de amparo presentado por uno de los agentes no tiene "la especial trascendencia constitucional" que exige la ley para que el alto tribunal estudie el caso, siendo finalmente declarado inocente.

El nieto de Franco se libra de ir a la cárcel por el atropello a dos agentes