jueves. 07.07.2022

Empresas de la dependencia exigen al Gobierno "rigor, medios y respeto"

"Llevamos más de un mes pidiendo medios, reclamando protocolos comunes, pidiendo reuniones para poder abordar la atención a las personas mayores", afirman

Empresas de la dependencia exigen al Gobierno "rigor, medios y respeto"

"Llevamos más de un mes pidiendo medios, reclamando protocolos comunes, pidiendo reuniones para poder abordar la atención a las personas mayores", afirman

El Círculo Empresarial de Cuidados a Personas de Andalucía (Cecua), asociado al Círculo Empresarial de Atención a las Personas (Ceaps), ha pedidO a los máximos responsables políticos "responsabilidad, rigor, medios y respeto" en un momento de grave crisis nacional, especialmente delicada para el sector de atención a los mayores, que desarrolla su labor "sin los medios de protección adecuados, ni materiales, ni emocionales".

En un comunicado, Cecua anuncia su suma a estas demandas tras días en los que ha puesto a disposición de la Junta de Andalucía más de 7.500 residenciales para su medicalización y evitar el colapso del sistema sanitario, al igual que ha reclamado urgentemente el suministro de equipos de protección individual (EPI) para trabajadores de residencias de mayores y servicio de ayuda a domicilio.

Esta nueva exigencia la hace el sector de la dependencia tras las palabras de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que "con sus declaraciones públicas criminalizaba la labor de los profesionales de atención a los mayores", asegura Cecua, algo que ha causado un "profundo malestar" entre el conjunto de empresas y profesionales.

"Somos un aliado especial y altamente profesionalizado que necesita apoyo, medios humanos y materiales. Para ganar esta batalla y es necesario trabajar juntos", explican en Ceaps.

"Llevamos más de un mes pidiendo medios, reclamando protocolos comunes, pidiendo al presidente y vicepresidente del Gobierno reuniones para poder abordar la atención a las personas mayores de la forma más adecuada y coordinada para evitar que el caos se produzca y hasta que éste no se ha producido, no se han comenzado a tomar medidas", reseña Cecua de un comunicado de Ceaps.

A esto añaden que los usuarios no entienden de figuras jurídicas y las más de 5.400 residencias públicas, privadas o del denominado 'sector social' que existen en España viven situaciones muy diversas, por lo que no quieren que se generalice ni "que el trabajo de las más de 190.000 personas y el cuidado de 380.000 personas esté en tela de juicio por informaciones sesgadas que alarman", sobre todo, a las familias de los usuarios que residen en algún centro del país y que por imperativo legal no puede visitarlas en persona.

Cecua ahonda en que este fin de semana la UME ha desinfectado 70 centros de los tres tipos anteriormente referidos en Asturias, Castilla y León, Madrid (21 en esta región), Andalucía, Valencia y Canarias, entre otras zonas.

"Las informaciones vertidas no especifican quién ofrecía el servicio y a nosotros nos da igual, queremos saber qué ha ocurrido en estos centros, por qué se ha producido esa situación y cómo se ha llegado a ese punto en los lugares que se refiere. Hay que ofrecer todos los datos. Si las situaciones que se han encontrado eran porque los centros estaban cumpliendo las leyes, en definitiva, toda la información", explica el círculo empresarial.

Por eso, pide tener en cuenta que en los centros están mermados por las bajas y trabajan "bajo mínimos" porque antes de que los EPI, mascarillas o batas lleguen a las residencias, "son confiscados" por el Gobierno debido al estado de alarma.

Ante ello, han establecido unas pautas básicas para cada residencia que comienzan con realización de pruebas a los trabajadores, que ningún usuario que vuelve del hospital entre en un centro sin realizarse un test del coronavirus, que se desinfecten los centros donde exista algún positivo y que sólo se atiendan casos confirmados si existen las medidas de medicalización previstas.

Desde las organizaciones que agrupa Ceaps se ha ido analizando la realidad y compartiendo información y "logrando que la dignidad sea la seña de identidad de la atención a las personas, como lo ha sido siempre", y establecido un mínimo de condiciones que tienen que tener los centros para que acojan a personas con coronavirus.

Empresas de la dependencia exigen al Gobierno "rigor, medios y respeto"