sábado. 25.06.2022

España se convierte en un macrobotellón tras el fin del estado de alarma

Esta ha sido una de las principales aglomeraciones que se han registrado en la capital catalana una vez que ha decaído el estado de alarma
Estado de la playa de Cádiz
Estado de la playa de Cádiz

Madrid, Barcelona, San Sebastián, Sevilla, Salamanca, Bilbao... El final del estado de alarma no ha tardado ni una hora en ver cómo las arterias principales de las grandes ciudades de España se inundaban de gente en busca de fiesta, lo que ha provocado aglomeraciones no vistas en meses. Incluso, las playas de Cádiz presentaron un aspecto más propio de las noches de las barbacoas de trofeo.

Medio millar de personas, muchas de ellas sin mascarilla y sin respetar las distancias de seguridad, se han reunido en la madrugada de este domingo en el paseo Lluis Companys de Barcelona, bajo el Arco de Triunfo, tras finalizar a las 00.00 horas el estado de alarma.

Esta ha sido una de las principales aglomeraciones que se han registrado en la capital catalana una vez que ha decaído el estado de alarma y con él el toque de queda que en Catalunya estaba fijado a partir de las 22.00 horas.

Otros puntos en los que se han juntado decenas de personas han sido la plaza de los Ángeles, el paseo del Born, plazas como la de Gracia y la de la Revolución o diversas playas de la ciudad.

Fiestas y más fiestas

La primera noche sin estado de alarma ni toque de queda en Madrid ha sido una multitudinaria celebración de miles de jóvenes bebiendo y bailando en las calles y plazas más céntricas de la capital, que parecían festejar de modo anticipado San Isidro, el día 15, patrón de los madrileños.

Plazas como las de Chueca y Malasaña o la Puerta del Sol han sido tomadas por miles de jóvenes, que no han guardado la distancia interpersonal ni han acatado el toque de queda que regía este sábado hasta las 23.00 horas, por lo que podían ser multados, y que han seguido de fiesta hasta mucho después del estado de alarma, que ha vencido a las doce de la noche.

En la calle de Velarde, en el popular barrio de Malasaña, han volado latas y botellas contra dos vehículos patrulla de la Policía Local, que ha dispersado una aglomeración de jóvenes y les ha obligado a huir hacia la cercana Plaza Dos de Mayo, ya atestada de gente consumiendo alcohol en grupos de más de seis personas.

En la Puerta del Sol, la Policía Local ha desalojado el "kilómetro cero" en torno a las 23.30 horas ante la concentración de la gente, que se ha quedado en las calles aledañas esperando a que el icónico reloj marcara las doce de la noche y decayese el estado de alarma.

Acordonada por los agentes, los jóvenes no han cesado de gritar las palabras "libertad", "alcohol" y el estribillo de la canción Seven Nation Army y, segundos antes de las doce, han empezado a corear una cuenta atrás que ha acabado con una carrera hacia el centro de Sol.

España se convierte en un macrobotellón tras el fin del estado de alarma