domingo 28/11/21

España pide a Europa fijar por su propia cuenta el precio de la luz

El Gobierno de España ha solicitado abandonar el sistema actual de fijación de precios en "momentos excepcionales" por otro basado en el coste de las energías renovables
España pide a Europa fijar por su propia cuenta el precio de la luz

España está viviendo una de las mayores crisis debido a la continua subida del precio de la luz. En los últimos meses se han superado todos los récords establecidos hasta el momento y desde el Gobierno de España se pretende dar solución a este problema.

Para ello han solicitado a la Comisión Europea y al resto de socios de la Unión Europea abandonar el sistema actual de fijación de precios en "momentos excepcionales" por otro basado en el coste de las energías renovables.

El documento cuenta con varias propuestas que presentarán en la reunión de ministros de Energía que se celebra este martes en Luxemburgo y en la que acude, en ausencia de la vicepresidenta de Transición Ecológica, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen.

"En estos momentos extraordinarios, en lugar de una señal pura de precio marginal, contaminada por los repuntes del precio del gas, el precio de la electricidad se obtendría como un precio medio con referencia también al coste intramarginal de las tecnologías limpias, en particular las renovables", esgrime el documento.

En caso de producir una salida el precio de la electricidad "estaría directamente vinculado con los mix de producción nacionales", al tiempo que "se protegería a los consumidores de volatilidades excesivas" y se les permitiría "participar en los beneficios de un mix de generación más barato".

Por otro lado, también solicitan establecer un límite en el precio de las licitaciones de electricidad producida con gas natural, aunque esto requeriría una posterior "compensación" en el futuro.

España pide a Europa fijar por su propia cuenta el precio de la luz

Alternativas

Entre algunas alternativas posibles para atajar este asunto se propone la creación de una plataforma para la compra conjunta de gas que establezca una reserva estratégica de este recurso y examine la especulación en el sistema de comercio de emisiones de CO2.

"La respuesta que busca España es una respuesta global, una respuesta europea ante un problema extraordinario que está afectando a toda la economía", ha explicado la secretaria de Estado de Energía.

Pese a todo, la propuesta de España no cuenta con muchos adeptos y ya se han posicionado en contra países como Alemania, Países Bajos y los nórdicos, quienes publicaron una declaración conjunta en la que rechazan cualquier reforma de calado del sistema energético europeo.

España pide a Europa fijar por su propia cuenta el precio de la luz