jueves 24/6/21

"La intención de Tomás era tener a la madre inmersa en el dolor de por vida"

Joaquín Amills, portavoz de la familia de Beatriz Zimmerman, madre de Anna y Olivia, ha informado que Tomás Gimeno nunca habría imaginado que los encontrarían a tal profundidad
Tomás Gimeno y su plan para que beatriz Zimmerman no encontrara nunca a sus hijas
Tomás Gimeno y su plan para que beatriz Zimmerman no encontrara nunca a sus hijas

Desde Almería, Joaquín Amills, portavoz de la familia de Anna y Olivia, las niñas de Tenerife hijas de Beatriz Zimmerman y Tomás Gimeno desaparecidas tras no devolverlas el padre a la madre con la amenaza de que jamás las volverá a ver, ha hablado para La Sexta y ha sido contundente. Las declaraciones se han producido en la mañana del viernes tras hallarse en la tarde del jueves el cuerpo de la pequeña Olivia a 1.000 metros de profundidad amarrada a un ancla en el océano atlántico.

Amills, en su intervención indica que la intención del padre de las niñas "era tener a Beatriz Zimmerman inmersa en el dolor de por vida de no saber y pensar que las niñas estarían con su padre, desaparecidas y nunca encontrarlas".

Asegura, como ocurre en otros casos en España, que "lo peor en esta vida es no tener respuesta, no saber el cómo, cuándo y dónde. Fue tan retorcido y tan cruel lo que diseñó, que su objetivo era este. Él no pensaba que el trabajo del buque diera con ellas, porque a esa profundidad él imaginaría que era imposible".

"Tomás Gimeno habrá terminado con su vida. Espero que la Guardia Civil pueda encontrar su cuerpo".

El portavoz de la familia de Anna y Olivia señala que Tomás Gimeno "ha sido tan retorcido de buscar el dolor de Beatriz para el resto de la vida. Será para el resto de la vida, pero lo peor en este mundo, más que la propia muerte, es precisamente no saber qué ha pasado, no tener respuestas y que se vayan sumando meses, años, con un tus hijos desaparecidos. Eso es lo más horroroso del mundo".

Cronología de los hechos

Si finalmente Tomás Gimeno acabó con la vida de sus hijas, como indican los datos tras encontrar el cuerpo de la pequeña Olivia, ya se estaría trabajando en la hipótesis de que Tomás Gimeno preparó varios lastres para lanzar al fondo del mar a sus hijas y después hacerlo él mismo. El primer lastre habría sido lanzado entre las 21:30 horas y las 23:30 de la noche.

Luego regresó a puerto. Ahí al menos lo sitúan las antenas de teléfono por las llamadas que la madre de las niñas le realizó. Posteriormente se quedó sin batería, y coincidió que una patrulla del Servicio Marítimo incluso lo paró por estar de madrugada saltándose el toque de queda, pero en el registro que le hicieron en la embarcación no encontraron nada. Eso quiere decir que ya se habría deshecho de las niñas. 

A la 1:30 horas de la madrugada, la madre logró hablar con Tomás Gimeno y este le aseguró que se iba lejos con las pequeñas. Sin embargo habría vuelto a la zona desde donde lanzó a las pequeñas. Y ya queda saber si también se lanzó al agua.

"La intención de Tomás era tener a la madre inmersa en el dolor de por vida"