jueves 19/5/22

La futura ley del alcohol sancionará a los padres de los menores que beban

La nueva ley pretende poner fin a los 6000 comas etílicos que se registran cada año

La futura Ley del alcohol propone nuevas medidas educativas, sociales y sanitarias para erradicar 'el botellón' y sus negativas consecuencias en los menores de edad. Entre ellas destacan un régimen sancionador para los menores y sus familias. Esta nueva legislación busca poner fin a los 6.000 comas etílicos que se registran cada año.

La Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas ha aceptado el informe que se convertirá en la base de la nueva ley del alcohol. El citado informe fue avalado por todos los partidos, con la abstención de ERC y PNV. Esta futura ley ha supuesto un acuerdo histórico  al no contar con ningún voto en contra en cuanto a su aprobación.

El informe introduce medidas económicas, pero en esta ocasión contempla sanción para los menores y sus familias, que deberá ser "proporcionado reforzando los mecanismos punitivos ya existentes y tener una orientación educativa”. Si existiera reincidencia grave, apunta el informe, siempre que se pueda demostrar “una actitud negligente de los padres o madres” y haya “evidente riesgo para el menor”, la solución del Congreso es “aplicar la normativa ya existente en el ordenamiento jurídico vigente para la protección del menor”.

En cuanto a las sanciones económicas, la comisión informa de la posibilidad de su cumplimiento de manera excepcional mediante acciones formativas que cuenten con la participación del menor en cuestión, así como los padres o tutores.

Estas actuaciones tendrán en cuenta de manera exhaustiva los niveles de gravedad, así como la reincidencia, para no limitar la actuación a la sanción y activar medidas que eviten el empeoramiento de la situación.

El informe recoge que para que el procedimiento sancionador consiga ser eficaz, es necesario centrar los recursos financieros, humanos, legislativos y materiales suficientes en las Administraciones competentes, para poner las fuerzas en la inspección y prevención de la infracción.

Entre las medidas de prevención sobre la infracción, se encuentra una mejora sobre el control de los puntos de venta de alcohol, la limitación del horario de compra y aumenta las sanciones para los vendedores que incumplan la ley.

Uno de los puntos importantes de este documento es la inclusión de que parte de los impuestos al alcohol se destinen a la prevención y a las causas y consecuencias sanitarias del consumo en menores. En palabras de Carmen Quintanilla, presidenta de la comisión: "toda la industria del entorno del alcohol apoya el informe porque se refiere “a la salud de las menores y a una demanda de los padres y de la comunidad educativa”.

El informe en cuestión también recoge la creación de un protocolo sanitario para la asistencia coordinada de menores de edad que ingresen por razones alcohólicas. Con ello se pretende que cualquier incidencia permanezca registrada en el historial clínico del paciente y poder tratar casos de posibles adicciones.

La futura ley del alcohol sancionará a los padres de los menores que beban
Comentarios