miércoles 18/5/22

Los feriantes de Almería han reclamado este jueves "alternativas" ante la suspensión de la Feria de Almería así como las fiestas de barrio para los meses de julio y agosto anunciada por el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, ya que, de no celebrarse, los empresarios del sector podrían acumular hasta 18 meses sin trabajar a la espera del inicio de la temporada de 2021.

"Solo queremos trabajar", ha afirmado en declaraciones a Europa Press el secretario de la Asociación de Feriantes de Almería, Javier Calvo, quien ha precisado que desde el Ayuntamiento de Almería no se han puesto en contacto con ellos "para nada", ni para comunicarles la cancelación de la feria ni para tratar de consensuar otras actividades.

Desde la asociación, donde se trabaja con el resto de entidades homónimas a nivel regional y nacional, consideran que podrían implantarse protocolos de seguridad e higiene que hicieran viables el montaje, uso y disfrute de las atracciones en los feriales. "Igual que se abren los parques de atracciones, las playas o los centros comerciales, se podrían usar los recintos con sus sistemas de seguridad", han valorado antes de recordar el esfuerzo hecho por la Junta para contratar a 3.000 auxiliares de playa.

La asociación ha asegurado que la cancelación de las ferias a nivel regional han hecho "mucho daño" al sector, lo que podría obligar a empresarios y trabajadores a desistir de este tipo de negocios para buscar empleo en otros sectores. "En el mejor de los casos empezaríamos en mayo, no podemos estar parados 18 meses sin que entre ni un euro", ha enfatizado.

Calvo se ha mostrado partidario de priorizar los sistemas de seguridad sanitaria, pero cree que este extremo no puede dejar sin ingresos a los feriantes. En esta línea, las ocho asociaciones andaluzas tiene previsto reunirse próximamente para plantear una estrategia común y apelar a los ayuntamientos de las capitales y la Junta de Andalucía protocolos y eventos que les permitan trabajar.

Lo ideal, según los feriantes, sería poder reactivar las ferias "con medidas de seguridad" que, según opinan, serían factibles, tales como garantizar recorridos de entrada y salida, la distancia de seguridad entre los usuarios o el uso de geles desinfectantes.

Los feriantes reclaman "alternativas" ante la suspensión de las ferias