sábado 21/5/22

Los presos del procés se suman a la campaña electoral en Cataluña. Los partidos catalanes comenzaron este jueves la campaña electoral para las elecciones del 14 de febrero, que serán más atípicas de lo habitual por la pandemia del coronavirus.

El arranque de la campaña electoral coincidió con la decisión de la Generalitat de conceder el tercer grado que el Supremo revocó a los líderes independentistas presos.

La Secretaría de Medidas Penales ha avalado el régimen de semilibertad que las cárceles propusieron para los presos del "procés", cuando la mayoría de ellos tienen ya cumplida una cuarta parte de la pena o están a punto de hacerlo, lo que les da derecho a permisos ordinarios.

El tercer grado se hará efectivo a partir de este viernes, aunque la Fiscalía tendrá oportunidad de recurrirlo y forzar que el juzgado lo suspenda hasta que resuelva el Supremo, que es el que tiene la última palabra en las clasificaciones penitenciarias como tribunal sentenciador. Por ello, se espera que los líderes independebtistas puedan participar en algún acto a partir de este viernes.

Dormir en sus casas

El tercer grado implica que podrán dormir en sus casas de viernes a domingo, y entre semana deberán pasar al menos ocho horas al pernoctar en la prisión.

Así, los presos pueden usar las horas libres de trabajo entre semana, o los días libres en el fin de semana, para otras actividades, como asistir a actos electorales.

Será la campaña electoral con más partidos con posibilidad de obtener representación y todos han cambiado su candidato a la Presidencia de la Generalitat respecto a las elecciones del 21 de diciembre de 2017, que convocó el Gobierno de Mariano Rajoy en aplicación del 155.

La mayoría de los sondeos sitúan a ERC como uno de los principales favoritos a lograr las elecciones y con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, al frente centrará su campaña con actos presenciales con limitación de aforo que se podrán seguir virtualmente en polarizar con el PSC para lograr la victoria que se le escapó en 2017 y consolidar así su estrategia independentista.

Los presos del procés se suman a la campaña electoral en Cataluña