domingo. 14.08.2022

Luto oficial en Cuevas del Almanzora por la primera víctima del COVID-19

Las banderas ondearán a media asta hasta la finalización de los efectos de la pandemia

Luto oficial en Cuevas del Almanzora por la primera víctima del COVID-19

Las banderas ondearán a media asta hasta la finalización de los efectos de la pandemia

El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora (Almería) ha publicado un bando por el que se decreta el luto oficial en el municipio tras registrar el primer fallecimiento de un vecino por el covid-19, por lo que las banderas ondearán a media asta hasta la finalización de los efectos de la pandemia o hasta la resolución del Estado que así lo decrete de forma expresa.

En una nota, el consistorio ha mostrado su "profundo pesar" por el reciente fallecimiento, que aún no figura en la estadística oficial, y ha trasladado sus condolencias a todos sus familiares, amigos y conocidos "en estos momentos tan duros en los que se hace tan difícil despedirse de un ser querido por la situación especial que estamos viviendo".

El alcalde cuevano, Antonio Fernández Liria, ha trasladado un mensaje de "tranquilidad" a la población ya que el Plan Local de Seguridad y Emergencia activado en el municipio "se está desarrollando de forma muy efectiva y hasta la fecha son muy pocos los casos de contagios", un total de cuatro acumulados, gracias al "importante trabajo" de sanitarios y cuerpos de seguridad así como a la "actitud responsable de la ciudadanía".

Por otra parte, el Consistorio ha cumplido con "todas las medidas de prevención", por lo que tiene activado un plan de limpieza y desinfección y ha reforzado el servicio municipal de limpieza en todo el término municipal desde el inicio del Estado de Alarma.

El Ayuntamiento ha animado a toda la ciudadanía a continuar con el "mismo espíritu de lucha y solidaridad que ha demostrado hasta el momento y a seguir cumpliendo con las medidas de seguridad que establece el estado de alarma en el que nos encontramos".

Luto oficial en Cuevas del Almanzora por la primera víctima del COVID-19