lunes 17/1/22

Más de 120.000 personas en España padecen parálisis Cerebral

Reclaman una mayor implicación de las administraciones con estos pacientes y sus familiares

Un total de 85 entidades de parálisis cerebral de toda España se han movilizado con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral para reivindicar sus derechos y poner fin a la exclusión real en la sociedad. Actualmente en España viven 120.000 mujeres y hombres con parálisis cerebral, y el 80% tienen grandes necesidades de apoyo.

Precisamente con este objetivo, el Movimiento ASPACE ha desarrollado una campaña que, bajo el lema #DaleLaVuelta, pretende dar a conocer las situaciones de vulneración de derechos de las personas con parálisis cerebral y con grandes necesidades de apoyo, y lograr que la sociedad empatice con esta realidad.

Para ello, se han elaborado diferentes vídeos en tono de humor e ironía donde se narran ocho situaciones reales de vulneración de derechos. En ellos se ha dado la vuelta a la realidad y es la persona sin parálisis cerebral la que ve vulnerados sus derechos en su día a día.

La campaña se centra en el reclamo de derechos como la igualdad y la no discriminación, el empleo digno y la inclusión laboral, la accesibilidad física y cognitiva en todos los aspectos de la vida cotidiana, así como las herramientas técnicas y sociales necesarias para llevar una vida autónoma e independiente con capacidad de decisión.

Y es que, de acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, el Movimiento ASPACE reclama en su manifiesto, elaborado con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, garantizar una atención interdisciplinar y universal a la parálisis cerebral a lo largo del desarrollo vital de las personas; establecer sistemas de coordinación entre los servicios sanitarios y los de atención social; realizar investigaciones sociales para establecer la dimensión de las necesidades del colectivo y facilitar recursos de atención suficientes financiados de forma adecuada en todas las Comunidades Autónomas; promover el acompañamiento social para la toma de decisiones y la curatela como alternativas a las incapacitaciones judiciales, y ofrecer una especial protección a la mujer con parálisis cerebral, que se enfrenta a las situaciones de vulneración más graves, como las esterilizaciones forzosas, la violencia de género o la intromisión en su vida íntima.

Más de 120.000 personas en España padecen parálisis Cerebral