martes. 16.08.2022

Policías y Guardias Civiles no olvidan: ETA ha perpetrado 3500 atentados con 864 asesinatos

231 muertes están aún sin resolver, y hay más de 7000 víctimas que de una forma u otra sufrieron y sufren las secuelas de la violencia injustificada

Policías y Guardias Civiles no olvidan: ETA ha perpetrado 3500 atentados con 864 asesinatos

231 muertes están aún sin resolver, y hay más de 7000 víctimas que de una forma u otra sufrieron y sufren las secuelas de la violencia injustificada

En un comunicado de prensa de las organizaciones JUSAPOL, JUPOL y JUCIL, indican que "devolver la dignidad a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no es solo luchar por la equiparación salarial y por los derechos sociolaborales de los guardias civiles y los policías nacionales".

"Luchar por esa dignidad es también honrar a quienes nos precedieron, y especialmente a aquellos que durante “los años de plomo” y junto con sus familias, fueron los destinatarios del odio y el rencor engendrado por la banda terrorista ETA por el mero hecho de vestir el uniforme. Los más veteranos mantendrán siempre en su memoria muchos de estos amargos recuerdos, y los menos veteranos no debemos caer en el error de permitir que tanto sacrificio quede en el olvido".

"ETA ha perpetrado 3500 atentados a lo largo de 50 años de la historia más oscura de este país sembrando su camino con 864 asesinatos, de los cuales 231 están aún sin resolver, dejando más de 7000 víctimas que de una forma u otra sufrieron y sufren las secuelas de la violencia injustificada que desataron durante este tiempo, cuyos rescoldos aún acosan e intentan amedrentar a algunos de nuestros compañeros y sus familias".

"No alcanzamos a entender de ninguna manera por qué ahora se pretende borrar de nuestra historia el enorme dolor causado por la pérdida violenta de un padre o una madre, de un compañero o compañera, en definitiva, de un ser querido. Intentado blanquear el sangriento reguero dejado por la barbarie de unos asesinos que en muchos casos están ya en la calle o simplemente nunca pagaron porque prescribieron sus delitos. La ausencia de nuestros caídos nunca prescribirá".

"Ni podemos ni debemos consentir que desde las administraciones se intente blanquear el alto precio que tanto nuestros compañeros como sus familias pagaron en defensa del orden constitucional y el derecho a las libertades que promulga. Libertades que hoy en día muchos de ellos siguen viendo mermadas debido a la presión de los más radicales, con la connivencia de las instituciones".

"Por ello exigimos a nuestros representantes políticos que ningún preso perteneciente a la banda terrorista obtenga ningún tipo de beneficio penitenciario, ni cualquiera de otro tipo tales como el acercamiento a las prisiones vascas, hasta la resolución de todos los asesinatos sin resolver y sobre todo hasta que muestren públicamente su arrepentimiento. Lo contrario, sería un enorme despre-cio a todas las víctimas de ETA. A todos los huérfanos y viudas que ya nunca podrán abrazar a sus seres queridos".

"Con la intención de evitar que caigan en el olvido, JUCIL, JUPOL Y JUSAPOL acudirán el próximo día 15 de diciembre a las 8:30 horas en Casetas (Zaragoza), e invitamos a todos a acompañarnos a rendir homenaje a las víctimas del terrible atentado que ETA cometió contra la casa cuartel de Zaragoza. En recuerdo de aquel fatídico 11 de diciembre en el que la banda terrorista quiso asegurarse, utilizando para ello 250kg de amonal, no solo de la muerte de aquellos a quienes considera sus enemigos, sino también de sus familias. Causando la pérdida de 11 vidas, incluidos 6 menores inocentes".

"Igualmente, con la firme determinación de hacerles justicia y evitar que sus asesinatos queden impunes, JUCIL y JUPOL se personarán como acusación popular en la causa abierta en la Audiencia Nacional contra José Antonio Urruticoechea Bengoechea (Josu Ternera) por su implicación y res-ponsabilidad en tan atroz atentado. Dicha acusación será ejercida mediante la inestimable repre-sentación del letrado D. José María Múgica Eras, quien también sufrió directamente el zarpazo de la banda terrorista ETA al asesinar a su padre, Fernando Múgica, el 6 de febrero de 1986".

"Es momento de rendir el merecido homenaje a todas y cada una de las víctimas de ETA, de re-cordar a sus familias que no los olvidamos, y hacer saber a este y a todos los gobiernos venideros que la perdida de todas y cada una de estas vidas no puede ni debe quedar impune".

Policías y Guardias Civiles no olvidan: ETA ha perpetrado 3500 atentados con 864...