viernes 17/9/21

Tomás Gimeno habría amarrado a Olivia y Anna a un ancla para sumergirlas

Los peores presagios sobre la desaparición en las Islas Canarias de Olivia y Anna de 6 y 1 años de edad se han confirmado
El cuerpo de Olivia ha sido encontrado dentro de una bolsa que estaba amarrada a un ancla, a 1000 metros de profundidad
El cuerpo de Olivia ha sido encontrado dentro de una bolsa que estaba amarrada a un ancla, a 1000 metros de profundidad

En una película de terror puede que no se atrevan a tanto. Los peores presagios se han cumplido. Las dos pequeñas desaparecidas en Tenerife, Olivia y Anna, de 6 y 1 años de edad respectivamente, habrían sido sumergidas hasta el fondo del Océano Atlántico por su padre, Tomás Gimeno.

Sólo un monstruo podría llevar a cabo un plan con dos niñas, con sus propias hijas, dos pequeñas que en los vídeos mostrados por su madre Beatriz Zimmermann, irradiaban amor y cariño. 

El cuerpo de Olivia, la mayor de las hermanas, ya se encuentra en tierra, en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) indica que el cuerpo fue hallado por el robot del buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' a mediodía de este jueves a unos 1.000 metros de profundidad, concretamente a unas tres millas de la costa tinerfeña.

Hay que reseñar que la pequeña Olivia se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Ya el día 8 de junio se halló en la zona una botella de oxígeno y una funda nórdica que pertenecen al padre de las menores, lo que hizo centrarse en dicha zona la investigación.

La madre pensaba que todo era un montaje de Tomás Gimeno

La madre, hasta este mismo jueves mantenía las esperanzas de que realmente estuvieran vivas, y pensaba que la intención de Tomás Gimeno de dejar su embarcación a la deriva, y lanzar objetos al agua, era solo con el objetivo de distraer la investigación: "Queda poco para que llegue el día en que alguien reconozca a las niñas "y nos llamen y nos digan que están de camino y están bien".

Beatriz quería pensar que "todo esto es un escenario", al igual que la silla infantil de coche hallada el primer día de búsqueda en la cercanía de la lancha perteneciente a su expareja y en la que fue visto por última vez. Ella valoraba que es "muy loco subir al barco, bajar, bolsas para arriba y para abajo o cargar el móvil", en referencia a los últimos movimientos constatados que hizo Tomás Gimeno la noche del 27 de abril cuando no le devolvió las niñas a Beatriz, tal y como estaba previsto.

Tomás Gimeno habría amarrado a Olivia y Anna a un ancla para sumergirlas