lunes 6/12/21

Un pastor alemán destroza la cara de un niño de 4 años

La madre intentó por todos los medios separar al animal de su hijo

Lo dicho: donde hay niños deben fijarse mil ojos de atención. Todo puede suceder a la menor distracción. Aunque, teóricamente, la seguridad parezca al alcance de la mano. Un perro de raza pastor alemán ha destrozado la cara de un niño de cuatro años. El pequeño estaba jugando, tan pancho, tan traquilo, en un campo de fútbol de la localidad.

Los hechos han tenido lugar este pasado domingo 26 en Villaralbo (Zamora). El niño estaba con sus hermanos y su madre en las inmediaciones de un campo de fútbol. Nada hacía prever tan funesto desenlace. En un repente, como brotado de la nada, un pastor alemán…

Un pastor alemán que sin piedad ataca al niño, mordiéndole la cara. Enseguida su madre intentó separar el animal de su hijo, con todas las fuerzas posibles, con todo el instinto de protección maternal, con toda su valentía, aunque el perro le haya provocado heridas menores.

Un Guardia Civil, fuera de servicio que pasaba por la zona, consiguió separar al niño del animal y lo ha retenido, hasta que ha llegado la policía y los servicios de emergencias. La situación fue muy violenta. Los nervios se desataron.

El niño ha sido trasladado al hospital Virgen de la Concha de Zamora, donde ha recibido atención sanitaria por heridas en la cara, a la altura del labio. Los agentes, con la ayuda municipal, no han tardado en localizar al propietario, quien detalló que el perro se había escapado de casa. Los policías han hecho un atestado y han denunciado algunas irregularidades, ya que el perro no tenía microchip.

No ha sido, desafortunadamente, un caso aislado: hace unos meses, una bebé de 21 meses sufrió el ataque de un pastor alemán en una vivienda de Narón (A Coruña). La niña sufrió lesiones al cráneo y cerca de un ojo, por las cuales fue intervenida quirúrgicamente durante varias horas. El perro no había presentado conductas agresivas. En efecto: toda precaución es siempre poca.

Un pastor alemán destroza la cara de un niño de 4 años