jueves 26/5/22

Un Policía Local suplanta la identidad de una anciana fallecida

El policía aparcaba con un documento perteneciente a una anciana con movilidad reducida de 97 años

El suceso ha ocurrido en Valencia, cuando el pasado miércoles un Policía Local fue sorprendido haciendo un uso indebido de una tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida que era falsa. Los agentes de Moncofa, la localidad castellonense donde ocurrieron los hechos, cercioraron que en el número de tarjeta figuraba el nombre de una mujer nacida en 1921, y fallecida en 2014.

Los agentes de la Policía Local se encontraban comprobando las tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida de los vehículos aparcados en la zona señalizada. Ante la situación, el conductor se dirigió hacia el agente, identificándose como Policia Local de Valencia.

Acto seguido, el conductor quiso amedrentar al agente para que hiciese la vista gorda, insistiendo en que se trataba de un intendente de policía. Sin embargo, el agente prosiguió con su labor, haciendo oídos sordos a las supuestas amenazas del superior de otro municipio, indicándole que no era nadie para incumplir las leyes.

La tarjeta con la que el policía se estaba lucrando pertenecía a una mujer nacida en 1921, y que por lo tanto tendría 97 años en la actualidad. En la tarjeta se mostraba una fotografía y firma del policía, indicando que había un supuesto delito de falsificación documental.

Los policías de Moncofa han trasladado dicha incidencia al Ayuntamiento de Valencia informando de lo sucedido para una posible sanción disciplinaria por el régimen interno policial. Además de la denuncia administrativa impuesta y la posible sanción disciplinaria, la Policía local de Moncofa ha abierto diligencias por un presunto delito de falsedad documental y uso ilegítimo de documento público.

El anterior inspector jefe Local de Moncofa fue expedientado en 2017 tras que una mujer fuese intervenida con una tarjeta del mismo tipo, a nombre de este mando policial, que estaba caducada desde 2012.

Un Policía Local suplanta la identidad de una anciana fallecida