sábado. 02.07.2022

Unidas Podemos va a por todas contra el Rey emérito

Unidas Podemos está impulsando en el Congreso otra solicitud para crear una comisión de investigación sobre el Rey emérito.

Unidas Podemos va a por todas contra el Rey emérito. Unidas Podemos está impulsando en el Congreso otra solicitud para crear una comisión de investigación sobre el Rey emérito, en este caso centrada en el uso de las tarjetas opacas del rey emérito, que se han visto confirmadas tras haber abonado 678.393,72 euros para regularizar su situación fiscal.

Así lo ha avanzado en redes sociales el secretario primero del Congreso y diputado de la formación, Gerardo Pisarello, al difundir en redes sociales el escrito dirigido a la Mesa del Congreso, de la que él forma parte.

La presentación de esta declaración por el Rey emérito para regularizar su situación fiscal, cuatro meses después de su salida de España, está relacionada con el presunto el uso de tarjetas bancarias. De ellas se habrían beneficiado tanto el Rey emérito como algunos de sus familiares, y usarían fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause.

Fiscalizar las actividades de la Casa Real

La formación morada, que comparte el Gobierno con el PSOE, ha tratado de impulsar otras comisiones de investigación en el pasado para tratar de fiscalizar las actividades de la Casa Real, que han sido rechazadas por la Mesa.

Unidas Podemos argumenta que la comisión de investigación se sustenta a raíz de la investigación de la Fiscalía, desde finales de 2019, sobre el uso de tarjetas opacas del Rey emérito y de doña Sofía. Ambos "habrían pagado abundantes cuantías de dinero" en gastos propios y de otros miembros de la familia real.

También ha recalcado que el uso de los fondos, presuntamente donados por un empresario mexicano amigo de Juan Carlos I, se produjeron tras su abdicación y se han cursado comisiones rogatorias por parte de la Justicia para localizar el origen de este dinero.

Cuentas bancarias del Rey emérito

Continúa la polémica con el Rey emérito Juan Carlos I, sus cuentas bancarias y los ingresos no declarados. Ahora, en la mañana de este miércoles se ha conocido que ha presentado ante el Ministerio de Hacienda una declaración sin requerimiento previo. De esta forma, el padre del rey Felipe VI abona una deuda tributaria por importe de 678.393,72 Euros. En esta cifra incluye intereses y recargos, según informa en un comunicado su abogado, Javier Sánchez-Junco.

El abogado reseña en el comunicado que «en cualquier caso S.M. el Rey D. Juan Carlos, continúa, como siempre lo ha estado, a disposición del Ministerio Fiscal. Y lo hace para cualquier trámite o actuación que considere oportuno».

Esta presentación de declaración añadida por el rey Juan Carlos I para regularizar su situación fiscal se lleva a cabo cuatro meses después de su salida de España. El dinero que quiere regularizar está relacionado con el presunto el uso de tarjetas bancarias de las que se habrían beneficiado tanto el emérito como algunos de sus familiares. Se sospecha que usaban fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause. Este asunto está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo; en unas diligencias en las que también colabora el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón.

Dos causas más abiertas al rey Juan Carlos I

Siguen las pesquisas abiertas. Así, esta línea de investigación sobre gastos realizados con efectivo y que no había sido declarado a Hacienda se une a las otras dos ya abiertas al rey emérito. La primera de ellas se debe a posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca. Esta previsiblemente será archivada por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto del exjefe del Estado. Además es aforado ante el Tribunal Supremo.

Hay que recordar también que las terceras diligencias abiertas respecto a Juan Carlos I, fueron reveladas por la propia fiscal general del Estado, Dolores Delgado (ex-Ministra del PSOE). Las mismas partieron de una información procedente de «inteligencia financiera»; el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac). Se tratan de conductas realizadas en un espacio temporal aún por delimitar; y que inicialmente podrían acabar en blanqueo de capitales de los que podrían derivarse delitos fiscales.

Unidas Podemos va a por todas contra el Rey emérito