miércoles 26/1/22

Vox busca esclarecer quien envió las balas a Pablo Iglesias, Marlaska y Gámez

Pablo Casado, presidente del Partido Popular, señala que "no condenar este tipo de agresiones es muy grave", mientras que Vox plantea personarse como acusación popular en el caso
Santiago Abascal Pablo Iglesias Pablo Casado PP Vox
Santiago Abascal Pablo Iglesias Pablo Casado PP Vox

Los partidos políticos unidos por una misma causa. Algo inusual en España, pero que ha ocurrido con las amenazas de muerte recibidas por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Vox ha lanzado el mensaje de que a falta de que los protagonistas como Pablo Iglesias denuncien la procedencia de las balas, son ellos mismos los que lo van a denunciar, para que así se inicie una investigación y se encuentren a los culpables. 

Una situación alarmante, cuando los tres sujetos han recibido una carta con balas de un fusil de asalto y amenazas. Desde Vox, a través de un mensaje en la cuenta oficial del partido en Twitter, ha adelantado su intención de personarse como acusación popular en el caso para "denunciar estas supuestas amenazas".

"Queremos que la investigación policial y judicial determine quién o quiénes son los autores de estas cartas", ha subrayado la formación liderada por Santiago Abascal en el mensaje la citada red social.

Esta decisión se produce después del bronco debate a cinco entre candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid de cara a las elecciones del 4 de mayo y en el que los tres candidatos de la izquierda, Pablo Iglesias (Unidas Podemos), Ángel Gabilondo (PSOE) y Mónica García (Más Madrid), después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, no reconociera las amenazas de muerte al candidato de Unidas Podemos.

Pablo Casado y el PP: "No condenar este tipo de agresiones es muy grave"

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha rechazado "sin matices" las cartas amenazantes y las balas recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. El líder del PP señala que "no condenar este tipo de agresiones es muy grave".

En declaraciones a los medios tras visitar las casetas de la Cuesta de Moyano, Pablo Casado ha pedido diferencias "la acción política" de lo que son ataques "personales". "Yo tengo grandes diferencias con Iglesias en estos años, pero en los temas personales nos hemos podido comprender y compartir momentos complicados", ha señalado el jefe del PP.

Pablo Casado (PP) | Foto: EFE

En esta línea, el líder de la oposición ha pedido que la Fiscalía investigue la procedencia de esas misivas y que actúe "con severidad" contra los responsables. "Y lo digo desde un partido que ha sufrido este tipo de cartas cuando a veces precedían al asesinato de ETA, cuando seguía matando en España", ha recordado el presidente del PP.

Así, Pablo Casado ha señalado que los 'populares' también han "sufrido en Cataluña este tipo de cartas o pintadas en buzones y coches particulares por parte de totalitarios". Es por eso, ha continuado, que no se puede "hacer ningún tipo de matización" ante amenazas que merecen una "condena rotunda" al intentar "coartar" la libertad de expresión en democracia.

El presidente del PP también ha sido preguntado por el tuit que el PP madrileño ha publicado tras el debate electoral en la Cadena SER que ha abandonado Iglesias después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, dudase de las cartas amenazantes. "Iglesias, cierra al salir. 4 de mayo", ha podido leerse en la cuenta de los 'populares' en la red social, un mensaje que ha sido borrado a los pocos minutos.

"Desconozco lo del tuit, probablemente se ha puesto eso para decir que en los debates es bueno estar y cuando se han enterado de la razón, imagino que lo habrán borrado, porque creo que no condenar este tipo de agresiones personales es muy grave", ha zanjado Casado

Vox busca esclarecer quien envió las balas a Pablo Iglesias, Marlaska y Gámez
Comentarios