sábado 18/9/21

O lo amas o lo odias: ¿Por qué la gente no puede dejar de hablar de Spiriman?

Spiriman es uno de los personajes más famosos en el ámbito de la sanidad de Facebook y acumula más de 2 millones de seguidores
O lo amas o lo odias: ¿Por qué la gente no puede dejar de hablar de Spiriman?
O lo amas o lo odias: ¿Por qué la gente no puede dejar de hablar de Spiriman?

O amas a Spiriman o lo odias, con él no hay término medio. Jesús Candel es todo un personaje mediático que tiene mucho que decir. Se posiciona en todas las polémicas que tiene que ver con la oncología y es todo un fenómeno en redes sociales como Facebook o Instagram. La comunidad de Internet lo adora y se codea con personajes famosos de la talla de Lidia Bosch. 

El médico que abanderó la lucha sanitaria contra el Covid-19 en España, volvió a recaer en su batalla personal contra el cáncer ingresando en un hospital de Madrid. El profesional de Granada tiene claro qué metodología seguir para mantenerse siempre en el candelero. ¿Cuál es el secreto?

El médico granadino Spiriman volvió a recaer en la lucha contra el cáncer ingresando en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. La noticia se viralizó y desde ese mismo instante el médico no ha parado de compartir mensajes positivos de cómo está afrontando cada episodio de esta nueva batalla.

Pero ni siquiera la vuelta al ruedo y la lucha por su salud le ha frenado en su propósito. Las claves del éxito del personaje de Spiriman son las siguientes. Sin lugar a dudas, su discurso tiene un muy alto grado de actualidad, ya que todo lo que toca tiene que ver con algo que sucede ahora mismo. (El covid-19, conflictos internacionales, noticias, reformas políticas, etc).

Como buen influencer, Spiriman se retroalimenta con otras personas también famosas y cuyos públicos se pueden llegar a fusionar a modo de simbiosis como su último post junto a la actriz Lidia Bosch.

Además representa con descaro los pensamientos de mucha otra gente que, o bien no se encuentra en una posición divulgativa notoria o que pasa por las mismas circunstancias. Por eso sus mensajes calan tanto en su púbico, porque mucha gente camina por el mismo sendero y siente sus experiencias como propias.

Además, es bastante polémico. Descarado, sin pelos en la lengua y algo egocéntrico, provoca miles de reacciones a su paso. Incluso el que se molesta con sus ideas, puede considerarse parte de su influencia porque también habla de él o se posiciona con respecto a la figura de Spiriman por lo qu lo eleva a un plano superior y alimenta su figura.

Spiriman la lía en Facebook con un llamamiento: "Queremos ganar al cáncer"

Ahora ha elaborado un mensaje con una reflexión bastante interesante. Con el hashtag #QueremosGanaralCáncer el influencer ha querido realizar una comparativa de la quimio con la exhaustiva ola de calor que se ha cernido sobre toda Andalucía, eso sí, "mutiplicado por 20".

Además el granadino ha insistido en que un paciente que se encuentra librando la batalla con esta enfermedad no puede hacerlo solo, y aunque existen de muchos avances aún hay que impulsar y cuidar muchos campos profesionales y cuestiones que harían el proceso de sanación de un paciente oncológico mucho más ameno.

Es en este contexto donde el médico cita a psicólogos, fisioterapeutas, nutricionistas, etc. Un sinfín de profesionales que mantienen al paciente de cáncer en la mejor versión de sí mismo en esta carrera de fondo. Nunca mejor dicho, que hasta el propio Spiriman realizó su propia competición en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 desde casa.

O lo amas o lo odias: ¿Por qué la gente no puede dejar de hablar de Spiriman?