sábado. 02.07.2022

Aparcamos mejor cuando vamos al cole

Solo 2 de cada 10 padres reconoce que deja el coche mal estacionado frente al cole

El II Estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” ha querido reflejar el comportamiento de los padres españoles cuando utilizan el coche como transporte habitual para dejar a sus hijos en el colegio. Frente al I Estudio realizado por Midas en el año 2016, mejora la conciencia cívica de los mayores cuando llevan a los niños a la escuela. Aunque muchos padres siguen aparcando en la puerta del colegio de forma poca ortodoxa (34% media nacional), este hábito es menor entre los padres andaluces, ya que solo 2 de cada 10 admite aparcar mal frente el cole o al lado de otros coches.

De la misma forma, la responsabilidad vial al cruzar la calle también mejora. Según las conclusiones del estudio de la plataforma de Midas, Bebe Seguro, la mayoría de niños (72%) afirma que cruzan la calle junto a sus padres cuando van al colegio cada mañana. En el momento de recogerles, 9 de cada 10 pequeños esperan a sus padres en la puerta de la escuela para ir juntos al coche; más de la mitad de ellos (56%) reconoce abrir la puerta del automóvil por sí mismo, mientras que al resto de menores encuestados se la abre su padre o madre. Es a partir de los 9 años cuando los niños actúan ya de forma independiente; entran y salen del coche solos, en un 93% y 82%, respectivamente.

Solo el 21% de los progenitores son los encargados de comprobar que los pequeños utilizan correctamente los sistemas de retención, abrochándoles el cinturón cada vez que se montan en el coche. Frente a esto, 8 de cada 10 niños admite que son ellos mismos los que se abrochan el cinturón dentro del automóvil.

“Es importante seguir trabajando en la línea de concienciación y nadie mejor que nuestros hijos para fotografiar nuestro día a día. Nos sigue preocupando que los niños se pongan en riesgo antes de lo previsto ocupando las plazas delanteras sin haber alcanzado la edad suficiente o las familias que incumplen las normas de seguridad en los entornos escolares, ya sea en automóvil o andando, explica Mª Ángeles Miranda, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Nos enfadamos al volante

A la mayoría de los niños encuestados (99%) les gusta mucho ir en coche con sus padres, especialmente para los que lo utilizan durante los trayectos diarios al colegio. Sobre los conductores, sigue habiendo una ligera mayoría de hombres (56%), frente a las mujeres, que conducen (44%). No obstante, este porcentaje de madres de familia que utiliza el coche aumenta frente a los datos recogidos en el 2016 (38%).

En general, el enfado con otros coches cuando nos encontramos en carretera o vías urbanas, es percibido de forma similar entre los niños y sus padres, siendo lo más habitual enfadarse “algunas veces” (70%). Sin embargo, solo el 29% de los niños consideran que llega a gritos y malos gestos, frente al 32% de los mayores, que reconocen tener estas conductas al volante.

La actitud poco cívica de los padres al volante también se refleja en las conductas que llevan a cabo los hijos cuando van en el coche. Los niños andaluces son los que reconocen lanzar cosas ‘a veces’ por la ventanilla con algo más de frecuencia (4%), frente al resto de comunidades españolas.

Para Midas, el compromiso por el cumplimiento de todos los dispositivos de seguridad y mantenimiento del coche, son vitales para asegurar el bienestar y protección en la conducción de todos los españoles.

Aparcamos mejor cuando vamos al cole
Comentarios