martes. 16.08.2022

Bertín Osborne desvela el último parte de salud de su hijo Kike

El niño se sometió hace dos meses a una “larga y laboriosa” intervención quirúrgica

Se ha extendido como se extienden todos los rumores: como una gota de aceite. En los mentideros de acá y de allá. Se dice, se habla y se rumorea a propósito de una posible crisis en el matrimonio de Bertín Osborne y Fabiola Martínez. Las especulaciones han crecido por doquier. Como una manta de noticia oficiosa. Como una mecha de color no definido.

Pero a veces las apariencias engañan. O al menos en parte. La vida privada de cada cual abriga entresijos que se escapan de las entendederas del común de los mortales. Y es que en septiembre de este mismo año el hijo del matrimonio, Kike – de 11 años de edad-, tuvo que ser sometido a una operación quirúrgica (ya sabemos que nació de manera prematura y afectado además por una grave lesión cerebral causada por una infección de Listeria).

Ya el matrimonio anunció entonces que se trataría de una operación “larga y laboriosa”. Ahora, dos meses después de aquella intervención, Bertín Osborne ha ofrecido nuevos detalles sobre el estado de salud de su hijo. Un parte que el público recibe con sumo interés. Kike se ha granjeado el cariño de la práctica totalidad de los españoles. Se da a querer y merece el cariño de la gente de bien.

Osborne ha aprovechado la presentación de su nuevo disco ‘Yo debí enamorarme de tu madre’ para hablar del chico: “Va mejor, pero está teniendo algunas complicaciones. Ten en cuenta que le han hecho una operación de ocho horas y diecinueve cortes. Le han cortado tendones, músculos, le han puesto prótesis”.

Actualmente el pequeño Kike – siempre optimista- acude al fisioterapeuta debido a que tiene los músculos agarrotados. Con todo y con eso, no está siendo fácil la recuperación porque, aunque es capaz de ponerse de pie, al tumbarse sufre unos fuertes dolores y le “dan calambres y espasmos”.

A tal efecto, el matrimonio se ha trasladado a Sevilla. Para los posteriores cuidados tan necesarios tras la operación de Kike. El tratamiento requiere una disciplinada atención. De todos modos, sí tienen pensado regresar a Madrid tras las Navidades. En la capital de España aguardan buena parte de los compromisos profesionales del cantante y presentador.

Bertín tiene ahora además una gira promocional por todo el suelo patrio. Gira a la que no podrá acompañarle Fabiola, en razón a los cuidados que precisa Kike. Fabiola y Bertín siempre han respondido con amabilidad cuando la prensa ha preguntado por la enfermedad de su hijo. Y así sostienen esta actitud. Una actitud que de hecho les honra.

“Los huesos crecen pero la musculatura no acompaña. Esta operación es una ayuda”. Ni que decir tiene que, al margen de la ayuda de sus padres, Kike cuenta con el respaldo y el cariño incondicional de su hermano Carlos. La misma Fabiola ha acentuado que “Carlos y Kike tienen muy buena relación. Son muy tiernos y hay una unión muy especial entre ellos".

Bertín Osborne desvela el último parte de salud de su hijo Kike
Comentarios