domingo 19/9/21

La causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos

Hay crujidos con dolor y sin dolor en las rodillas debidos en gran parte al líquido sinovial
La causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos
La causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos

Un tema bastante interésate son los crujidos en las rodillas: ¿por qué suenan y qué hacer para evitarlo? Seguramente más de una vez tus rodillas han emitido un sonido crujiente, y por lo general este hace que pienses que algo debe estar mal con esta estructura.

En este artículo de El MIRA te hablaré sobre qué significan estos sonidos en las articulaciones, en especial en la de la rodilla, en donde suelen ser más frecuentes cuando caminamos.

Crujido en las rodillas sin dolor

Por lo general, los crujidos que no presentan dolor, ocurren cuando existe una diferencia entre las presiones en los gases que conforman el líquido sinovial, el cual sirve como lubricante para las articulaciones y tiene como función evitar de este modo el desgaste de las mismas.

Cuando no se presenta ningún tipo de dolencia durante este tipo de sonido articular, es considerado un proceso bastante natural, que no va relacionado con el aumento de la edad.

Causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos

Es muy frecuente que este tipo de sonidos articulares se presenten cuando realizas algún movimiento o esfuerzo a nivel muscular, debido a que el movimiento genera que las pequeñas burbujas que contienen gas dentro de la estructura articular, exploten, lo que ocasiona el característico crujido.

Mientras estos sonidos no sean frecuentes y no vengan acompañados de dolor, no debes preocuparte de ellos.

Crujidos en las rodillas con dolor

Cuando estos típicos sonidos, además de volverse frecuentes se convierten en doloroso, cabe destacar que pueden ser una señal de alerta, que te pueden estar avisado de la presencia de diferentes patologías, tales como:

Síndrome de rodilla de corredor

Este síndrome se suele manifestar en forma de un dolor punzante que se presenta en la cara externa de la articulación de la rodilla, acompañado de un crujido y que, por lo general, suele aparecer en el momento en el que el talón está en el suelo.

Esta lesión suele aparecer debido al roce constante y repetitivo de la cintilla iliotibial con lo que es el epicondilo lateral del fémur. Entre las diferentes causas que pueden generar esta patología ponemos mencionar:

  • Entrenamiento mal realizado. No tener un programa de entrenamiento controlado y progresivo, puede generar que desarrolles esta patología, así como no estabilizar de forma correcta bajo un trabajo de refuerzo a la rodilla y cadera, y no calentar de manera adecuada.
  • Errores en la técnica de carrera. Mantener un apoyo de forma excesiva en el talón puede provocar una extensión muy marcada de la rodilla, lo que hará que pierdas amortiguación.
  • Dismetría de extremidades. También puede ser generada debido a que una pierna sea más larga que la otra.
  • Desequilibrios de la musculatura. Estos desequilibrios pueden desarrollarse al mantener una mala postura estática corporal.
  • Hiperlaxitud. Un extremo alargamiento de los ligamentos que se encarga de darle estabilidad a las articulaciones, pueden llegar a causar que estas se muevan mucho más allá del rango normal establecido, generando así un mayor roce de las estructuras.

Desgaste de cartílagos

También conocido como artrosis de rodilla, esta es una enfermedad del tipo degenerativa que se presenta con mucha más frecuencia en personas de edad avanzada que en personas jóvenes, pero puede llegar a ocurrir si la persona ha tenido lesiones previas en la rodilla.

El cartílago va desgastándose de forma gradual, lo que disminuye en gran medida la protección de los huesos, teniendo en cuenta que la rodilla es una de las articulaciones que más se utilizan en el cuerpo humano, también es considerada una en las que más puede aparecer el desgaste de cartílago.

Entre los síntomas más comunes de la artrosis de rodilla, están los siguientes:

  • Dolor
  • Rigidez
  • Sonidos crujientes
  • Inflamación de la articulación

Osteoartritis

Esta enfermedad es una de las principales causas de incapacidad en el mundo, tiene un desarrollo lento y por lo general el dolor empeora a través del paso del tiempo.

Las rodillas que son afectadas con esta patología, pierden en gran medida su rango normal de movimiento, lo que le impide a las personas poder movilizarse de forma normal, sin presentar alguna limitación por dolor o por rigidez.

Esta enfermedad se da con el pasar del tiempo, a medida que el cartílago que se encarga de amortiguar el rose entre los huesos se deteriora y, por ende, los mismos terminan rozando entre sí, lo que además de dolor, puede llegar a ocasionar el típico sonido de crujido.

La causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos

¿Cómo evitar el crujido en las rodillas?

Existen diferentes formas de evitar ese molesto crujido en las rodillas, y algunas de estas son:

  1. Cuida tu peso. Te recomiendo que cuides tu peso, para que evites ejercer mayor presión sobre tus rodillas y, por ende, el crujido sea mucho más frecuente debido a los cambios que se ejercen en la presión de gases dentro del líquido sinovial.
  2. Sentarse de forma correcta. Es recomendable no sobrepasar los 90º de flexión de la rodilla cuando te encuentras sentado, en especial si pasas un largo tiempo en esta posición; esto te ayudará a que la rodilla soporte menos presión.
  3. Cuida la forma de hacer ejercicio. Aunque hacer ejercicio es una de las mejores formas de que tu salud musculo-esquelética se encuentre en su mejor momento, es importante tener en cuenta que debes realizar cada movimiento de forma correcta y tomar las medidas de calentamiento necesarias antes de cualquier actividad física.
  4. Refuerza la musculatura. Los músculos son los que rodean a esta articulación y, por ende, son los encargados de soportar la mayor parte del peso y de la tensión ejercida sobre el cuerpo; de tal modo que si cuentas con músculos fuertes, la carga que reciben tus articulaciones es mucho menor que la que recibieran teniendo debilidad muscular.
Ya conoces todo lo que necesitas saber sobre los crujidos en las rodillas, por qué suenan y qué puedes hacer para evitarlo; de modo que para mantener tu salud articular en las rodillas deberás seguir los consejos mencionados anteriormente.

La causa de los crujidos en las rodillas, cómo prevenirlos y evitarlos