martes 24/5/22
SALUD Y BIENESTAR

Cómo saber si tengo ansiedad y cómo se cura

La ansiedad necesita ser atendida, es un trastorno mental que te sumerge en una preocupación constante y te mantiene alerta en todo momento sin necesidad aparente
Hombre preocupado diagnosticado con ansiedad
Hombre preocupado, diagnosticado con ansiedad

En los últimos años, la salud mental ha desarrollado un papel importante en la sociedad; dentro de la misma se le ha empezado a dar la importancia que realmente se merece. La ansiedad necesita ser atendida como cualquier otra enfermedad, no es un juego o una exageración, y en este artículo te enseñaré a reconocer las alertas que indican que sufres de ansiedad y cómo luchar contra ella; continúa leyendo…

¿Qué es la ansiedad?

Para saber si tienes ansiedad, primeramente debes conocer qué es la ansiedad:

Algunos relacionan la ansiedad con la emoción por la llegada un evento, pero esta también representa un trastorno para aquellas personas que la padecen. La ansiedad es un trastorno mental que te sumerge en la preocupación constante y te mantiene en un estado de alerta, aunque no exista una causa aparente que desarrolle dicho estado; el miedo constante, las dudas e inseguridades, conforman la definición de ansiedad.

Esto es algo que impide que realices tus actividades diarias de manera normal, pues el miedo y las crisis de pánico pueden llegar a ser tan agresivos que se vuelven difícil de controlar; la fobia social es una reacción instintiva desarrollada por la ansiedad, pues si la padeces, el sentimiento de conspiración en tu contra siempre estará presente.

Mujer preocupada diagnosticada con ansiedad

Tipos de ansiedad

Existe una gran variedad de tipos de ansiedad, pero entre los más comunes se encuentran:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: Este tipo de ansiedad se caracteriza por estar en un estado constante de preocupación y por la excesiva angustia que puede producir la realización de ciertas actividades, sin importar lo común o cotidiana que sea la misma.
  • Trastorno de pánico: Se desarrolla en pocos minutos, es alimentado por las sensaciones de estar en peligro. El miedo y el terror crean un escenario perfecto para llegar al punto de colapso, los latidos cardiacos aumentan en gran manera, y en ocasiones la falta de aire se hace presente. Un ataque de pánico es un estado donde te puedes ver encerrado y se suele tardar para salir de ahí.
  • Trastorno de ansiedad por separación: Este trastorno es desarrollado debido a un trauma de la niñez; la causa puede ser la separación de los padres o el alejamiento de algunas personas que se encontraban muy vinculadas a ellos; esto causa que los niños crezcan con el miedo constante al abandono, tienden a pensar que los volverán a dejaran solo. Este trastorno de ansiedad nos vuelve dependientemente emocionales de las personas que nos rodean.
  • Trastorno de ansiedad social: El trastorno de ansiedad social, o también llamado fobia social, es impulsado por la vergüenza; el miedo te sumerge en un estado que te da la sensación de que tu participación en los ámbitos sociales será fatal.
  • Fobias específicas: Las fobias específicas son desencadenadas por sucesos traumáticos que quedan marcados. Son alteradas al pasar por momentos similares y suelen estar acompañadas de un sentimiento te querer evitarlo, puesto que no se quiere pasar por lo mismo.

¿Cuáles son síntomas de la ansiedad?

La ansiedad puede ser diagnosticada mediante sus síntomas, debido a que estos son muy típicos de dicho trastorno mental. Así pues, los síntomas de la ansiedad son:

  • Preocupación excesiva: La ansiedad tiende a basarse en una preocupación constante, algo que sobrepasa el límite de lo normal, creando un ambiente de angustia sin causa alguna.
  • Agitación: Los sentimientos de agitación siempre están presentes, tiendes a perder el ritmo de tu respiración, tus pulsos cardiacos aumentan y todo tu cuerpo es testigo de lo que en tu mente está pasando; tus manos sudan, te invaden unas inmensas ganas de llorar, te tiemblan las manos y en ocasiones los párpados; todo esto es una reacción a la agitación mental que estás experimentando.
  • Intranquilidad: Tu estado muy pocas veces se encuentra en modo tranquilo, puesto que la ansiedad, mediante sus sensaciones, te sumergen en un estado de intranquilidad, siempre estás alerta porque a pesar de que no existan amenazas, tu mente las crea.
  • Fatiga: Debido a la intranquilidad, agitación y preocupación constante en la que te encuentras, tiendes a pasarte el día fatigado, con cansancio mental y físico, como si hubieses corrido un maratón. La fatiga se puede presentar de dos maneras: después de un ataque de pánico o de manera diaria, llegando a un estado crónico.
  • Dificultad para concentrarse: Este síntoma no se limita solo a un tema de estudio o alguna labor de trabajo, el hecho de concentrarse en cualquier cosa representa una tarea muy complicada, esto se debe a que tu mente está ocupada pensando en diversas cosas al mismo tiempo.
  • Irritabilidad: Dentro de la ansiedad, la irritabilidad es un síntoma fundamental y esta suele incrementarse en su punto más crítico.
  • Insomnio: La ansiedad causa problemas para conseguir el sueño o para mantenerse en él; esta suele aumentar en las horas de reposo, haciendo de las horas de dormir las más difíciles.

¿Cómo se cura la ansiedad?

La ansiedad no puede ser curada, pero sí puede ser tratada debido al grado en el que se encuentre. Su tratamiento puede variar entre técnicas de relajación a medicamentos farmacéuticos.

Así pues, entre las mejores técnicas para tratar la ansiedad se encuentran:

  • Respiración controlada: Aprender a dominar tu respiración te será de mucha ayuda, en los ataques de pánico es fundamental que tengas el control sobre esta. Recuerda: inhala y exhala lentamente.
  • Ejercicio diario: Mantente en constante movimiento, el ejercicio te ayudará a oxigenar el cerebro y descargar las preocupaciones. Mantenerte activo te cansará lo suficiente para que logres consolidar el sueño.
  • Evitar el desorden: El desorden, los ruidos fuertes y constantes, son grandes detonantes para los ataques de pánico; organízate, haz de tu alrededor un lugar de armonía que domine tu ansiedad.
  • Sueño reparador: La falta de sueño aumenta la ansiedad y puede desarrollar un trastorno de depresión; combate el insomnio con sueños reparadores, esto fortalecerá tu salud mental y física.

Si te sentiste identificado con esta información, no dudes en buscar ayuda, la ansiedad no es un juego, no son caprichos, es salud mental y es igual de importante que la salud física. Ponte en contacto con un profesional y él decidirá si es o no necesario medicarte.

Cómo saber si tengo ansiedad y cómo se cura
Comentarios