jueves. 18.08.2022
Pareja celebra el test positivo de embarazo
Pareja celebra el test positivo de embarazo

Para una pareja, especialmente para una mujer, el quedar embarazada puede ser uno de los sueños más grandes de su vida; formar una familia, traer al mundo a un ser humano y verlo crecer, no tiene precio alguno. Pero no siempre se trata de un proceso naturalmente sencillo, sino que en ocasiones lograr el anhelado bebé se torna cuesta arriba.

Por tal motivo, en esta oportunidad he querido indagar sobre los métodos más efectivos empleados para concebir y que han servido a muchas parejas para lograr su meta.

¿Qué debo saber?

Inicialmente, es importante que consideres ciertos aspectos:

  • Primero, para quedar embarazada debes controlar tu ansiedad, las ganas excesivas de lograr un embarazo pueden ocasionar estrés o periodos de angustia que harán que tu sistema inmunológico y nervioso reaccione de forma defensiva, haciendo más difícil el proceso.
  • Segundo, médicamente se considera que una pareja puede intentar quedar en embarazo infructuosamente hasta por un año, de allí en adelante será necesario efectuar análisis detallados, donde se estudie la fertilidad de cada miembro de la pareja, sin embargo, deben considerarse una serie de factores externos que pueden influir en la concepción.
  • Finalmente, ya sea que exista algún inconveniente médico o no, hay muchísimos métodos, naturales y científicos, que te ayudarán a concebir, por ende, es esencial mantener la calma, ser paciente y aguardar el momento.

Pareja celebra el test positivo de embarazo

¿Qué debo hacer?

Ahora bien, si quieres ayudar a que el proceso natural de las cosas tome su rumbo de manera más certera, o si de plano no logran concebir después de mucho tiempo de intentarlo, estos son algunos de los métodos que puedes probar para quedar en estado de embarazo:

1. Conoce tu cuerpo con el método del Ritmo

El método natural para quedar en embarazo es, por supuesto, mantener relaciones sexuales sin protección, pero no siempre es tan certero como se cree, el proceso para la fecundación y posterior maduración de un ovulo fecundado requiere de mucho más.

El ciclo normal de una mujer suele durar entre 28 y 30 días, en los cuales a los 14 o 15 días del inicio del mismo se produce la ovulación, momento en el que el ovulo se encuentra en el estado de madurez suficiente para ser fecundado. Por ende, el método del ritmo, orientado al análisis y estudio del ciclo menstrual propio de cada mujer, determina el día de ovulación e incrementa las posibilidades de un embarazo, al procurar mantener relaciones con mayor frecuencia durante este y los días previos y posteriores al mismo.

De esta manera, al conocer tu cuerpo, identificar los días de fertilidad y aplicar otras indicaciones como el mantenimiento de una vida saludable, buena alimentación, libre de alcohol y tabaco, libre de drogas, con un peso ideal y estable, las probabilidades de quedar en embarazo aumentan de forma considerable.

2. Métodos hormonales de reproducción asistida

Por otro lado, cuando la pareja, esencialmente la mujer, presenta problemas de fertilidad que le impiden quedar en embarazo, un método muy efectivo y medianamente invasivo se trata de la administración de sustancias cargadas de la hormona gonadotrofina.

Con este método se busca incrementar la normal o deficiente ovulación de la que hablábamos en el punto anterior, con la finalidad de que las probabilidades de una fecundación natural aumenten. Se trata de un método artificial que debe ser controlado por especialistas de la medicina y, en muchas ocasiones, resulta en embarazos múltiples, pero, por otro lado, también pueden generar problemas médicos como quistes y enfermedades renales.

3. Inseminación artificial y Fecundación In vitro

Otros de los métodos artificiales para quedar embarazada son: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. Aunque muchos suelen utilizar los términos como sinónimos, no lo son.

En el primero de los casos se trata de un método altamente invasivo y cuyo proceso es bastante largo y costoso, indicado para personas que, en definitiva, tienen un problema de fertilidad que les impide lograr la fecundación de un ovulo de forma natural. Consiste en introducir el semen (seleccionando a los espermatozoides más veloces), de manera directa en el cuello del útero, para alcanzar con ello la fecundación de uno de los óvulos, que previamente han sido estimulados para hacerlos más aptos a la fecundación.

En el segundo de los casos, indicado igualmente para quienes tienen problemas de fertilidad, la fecundación se realiza en un laboratorio, con los óvulos y la esperma que se ha obtenido previamente de la pareja; una vez madurados los mismos, son implantados en el útero de la mujer, esperando que se adhieran y se desarrollen.

En ambos casos se trata de métodos que deben ser indicados y controlados, desde el inicio hasta el final, por profesionales de la salud especializados en el tema y, aun así, son procedimientos que implican riesgos, especialmente para la mujer, desarrollando embarazos múltiples, ectópicos, infecciones múltiples o problemas de orden psicológico, como estrés, ansiedad, inseguridad, embarazos psicológicos, entre otros. 

4. Terapia psicológica y emocional

En este tema sobre cómo lograr un embarazo, los métodos analizados anteriormente son una opción, pero que deben siempre ser controlados por un médico especializado. Ahora, más allá de ello, una técnica que ha ayudado a muchas personas a concebir, incluso con problemas de fertilidad de por medio, ha sido el manteamiento de una vida sana y libre de presión.

La ansiedad y el estrés que se puede generar por la búsqueda infructuosa de un embarazo pueden, en sí mismos, impedir la ocurrencia de éste, de allí la necesidad de controlar las emociones y de recibir la ayuda profesional que sea necesaria.

De esta manera, estás asegurando que tu salud física, tu salud emocional y mental están en sintonía con tu gran anhelo, y así será más sencillo enfocarse en ello. Para lograrlo, si estás en busca de un bebé y sientes que se ha convertido en un proceso un poco más difícil del que puedes manejar, acude a un buen psicólogo junto con tu pareja, allí encontrarás muchas formas de controlar las emociones y hacer que jueguen a tu favor y no en contra.

Consejos para quedar embarazada rápidamente