lunes. 27.06.2022

Cruz Roja investiga una 'fiesta' entre inmigrantes y voluntarios

En las imágenes se aprecia cómo distintos inmigrantes bailan con algunas voluntarias de la ONG sin guardar la distancia de seguridad

A tenor de cómo está la situación en el país, determinadas situaciones deberían estar prohibidas a rajatabla. Sin ningún ápice de interpretación. O de doble o de libre interpretación. Las medidas restrictivas son las que son. Para todo por igual. Sin ninguna diferenciación. Y, además, por el bien todos. En esta línea Cruz Roja Española ha abierto un expediente para “identificar responsabilidades”. Y cabe suponer también para depurarlas. Todo ello después de las imágenes que rápidamente se ha difundido en redes sociales y en las que a las claras se aprecia cómo distintos inmigrantes bailan a sus anchas con algunas voluntarias de la ONG… ¡sin respetar las normas sanitarias de obligado cumplimiento para así prevenir de todas a todas, con máxima eficiencia, el coronavirus.

Los vídeos se grabaron en un hotel, al sur de Gran Canaria: esto es: uno de los complejos que en realidad sirven de hospedaje de estas personas (y esto ante la falta de instalaciones que posee el gobierno canario para poder atenderlas como es debido).

Ministerio de Migraciones

Cabe apuntar que a tenor de las carencias que presenta la red estatal de acogida humanitaria en el archipiélago, el Ministerio de Migraciones se ha visto obligado a recurrir y firmar contratos con establecimientos turísticos de las islas que tuvieron que suspender su actividad por el cierre de fronteras decretado para tratar de evitar la propagación de la pandemia en el archipiélago. Estragos del dichoso virus.

Téngase en cuenta que esos contratos expiran el 31 de diciembre y la intención de Migraciones es que los inmigrantes acogidos en esos hoteles estén por entonces en otros espacios. Mas resulta esencial, indispensable, el compromiso de lealtad y cumplimiento con las normativas establecidas.

Las imágenes de los voluntarios de Cruz Roja y los inmigrantes son explícitas y no dejan lugar a ninguna duda: varias personas bailan animosamente con música de fondo y, a la vista está, sin respetar la distancia de seguridad, al margen de que  sí que utilizan las mascarillas obligatorias.

Duramente criticada en redes sociales

Incomprensible. Inaudito. Denunciable. Responde a una situación que ha sido duramente criticada en redes sociales por la grave contexto sanitario que vive el país. No es para menos.

Ante ello, Cruz Roja Española ha pedido disculpas a través de sus redes sociales y asimismo ha informado de la puesta en marcha de una investigación para aclarar los hechos. “Sentimos mucho haber perdido su confianza y esperamos poder ganarla de nuevo”, ha respondido la ONG a una de las acusaciones.

Cruz Roja investiga una 'fiesta' entre inmigrantes y voluntarios