sábado. 25.06.2022

Diabetes: Los falsos mitos más comunes sobre esta enfermedad

La diabetes es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo según la OMS y sobre la que se han instaurado diferentes mitos

La diabetes se ha convertido en un problema de salud mundial y que afecta a 422 millones de personas en el mundo, según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es decir, 1 de cada 11 personas tiene diabetes en el mundo. Esto implica que es una de las enfermedades más comunes y sobre la que se han instaurado diferentes mitos, que debemos tratar de olvidar lo antes posible y a los que daremos explicación en elMIRA.es.

Las personas con diabetes tipo 1 o tipo 2 tienen tres veces más probabilidades de ser hospitalizadas o experimentar una enfermedad grave de Covid-19 en comparación con las personas sin diabetes. Sin embargo, existen otros muchos postulados que no se ajustan a la realidad de las personas que la padecen.

Solo las personas mayores contraen la diabetes

Hasta hace algunos años, la diabetes diagnosticada en niños y jóvenes se le denominada diabetes tipo 1. Sin embargo, hoy en día, un estilo de vida poco saludable puede provocar que muchos jóvenes desarrollen una variedad más común de diabetes tipo 2. De este modo, no es de extrañar que los adolescentes o las personas de entre 20 y 30 años sean detectados como diabéticos tipo 2.

Los medicamentos dañan los riñones

Muchas personas dejan de tomar sus medicamentos para combatir la diabetes una vez que sus informes de sangre son normales, por temor a sufrir daños por el uso prolongado de medicamentos. Sin embargo, suspender la ingesta de estos medicamentos volverá a provocar que el nivel de azúcar en la sangre aumente. El azúcar en sangre descontrolada puede dañar no solo los riñones sino también los ojos, los nervios, el corazón y el hígado a largo plazo.

Los informes de ayuno y 2 horas después del almuerzo están dentro de los límites normales

Es posible que el nivel de azúcar en algún momento del día o en otros días no esté dentro de los parámetros normales. Los diabéticos deben hacerse un análisis de sangre llamado HbA1c cada tres meses que le dirá si está bien controlado, en general durante los últimos tres meses. Aparte de eso, el perfil de lípidos, las pruebas de función renal, las pruebas de función hepática, el examen de los ojos, el examen de los pies deben realizarse al menos una vez al año o, en algunos casos, con más frecuencia, para detectar cualquier complicación de la diabetes en una etapa temprana.

La diabetes afecta solo a quienes consumen más azúcar

Existen diferentes tipos de personas que corren el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 debido a su genética. Sin embargo, no es solo la ingesta de azúcar, sino también un estilo de vida poco saludable lo que decide si desarrollará diabetes o no. Dentro de este apartado se incluyen: horarios irregulares de comida y sueño; ingesta excesiva de comida rápida y/o comida grasienta que conduce a un aumento de peso o falta de ejercicio físico. Por todo ello, es fundamental que los hábitos saludables se inculquen desde la infancia.

Se requiere una dieta especial para diabéticos

Esto puede ser cierto en ciertos casos especiales según la opinión de los profesionales médicos. Sin embargo, la mayoría de los diabéticos deben seguir una dieta y un estilo de vida saludables que incluso tendrían que seguir también los no diabéticos. Lo más importante es realizar comidas pequeñas y frecuentes en lugar de tres comidas pesadas; aumentar la ingesta de fibra en forma de frutas y verduras frescas; evitar los alimentos procesados ​​(alimentos enlatados, listos para comer o productos de bollería); aumentar la ingesta de agua; garantizar un sueño adecuado y caminar a un ritmo alto durante 30 o 40 minutos al día con un calzado deportivo adecuado.

Diabetes: Los falsos mitos más comunes sobre esta enfermedad