miércoles 21/4/21

La diabetes, una gran riesgo para los enfermos cardiacos

Alrededor del 30% de los pacientes con enfermedad arterial coronaria tienen diabetes, según un amplio estudio de la revista 'European Journal of Preventive Cardiology'
Enfermedades Cardiacas
La mayoría de las personas que padecen alguna enfermedad arterial coronaria, tiene diabetes

La mayoría de las personas que padecen alguna enfermedad arterial coronaria, tiene diabetes. Así lo refleja un estudio publicado con motivo del Día Mundial de la Salud en el 'European Journal of Preventive Cardiology', una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC).

Esto se compara con una prevalencia de la diabetes de alrededor del 9% en la población en general. Huno una amplia variación geográfica, con el 60% de los pacientes con enfermedades del corazón en los países del Golfo con diabetes en comparación con el 20% en Europa.

La doctora, Emmanuelle Vidal-Petiot y autora del estudio del Hospital Bichat-Claude Bernard de París (Francia) afirma que "la obesidad y la falta de ejercicio son factores de riesgo comunes tanto para la diabetes como para las cardiopatías, y nuestros resultados ponen de manifiesto la necesidad urgente de mejorar la nutrición y aumentar los niveles de actividad en todo el mundo".

Añade que "los países más afectados por la diabetes están también en el epicentro de la epidemia de obesidad, que puede atribuirse en parte a la urbanización y a los cambios asociados en la actividad física y la ingesta de alimentos".

Esta afirmación se debe después de llevar a cabo un exhaustivo análisis del registro CLARIFY, que incluyó a un total de 32.964 pacientes con síndromes coronarios crónicos de 45 países de Europa, Asia, América, Oriente Medio, Australia y África. Los pacientes se inscribieron entre 2009 y 2010 teniendo un seguimiento anual por grandes profesionales durante cinco años.

Los países más afectados por la diabetes están también en el epicentro de la epidemia de obesidad

Todos los resultados clínicos adversos medidos durante la realización del estudio se produjeron con mayor frecuencia entre los pacientes cardíacos con diabetes en comparación con aquellos que no padecían diabetes.

Una mujer con diabetes

En el transcurso del estudio los investigadores compararon la probabilidad de resultados adversos en los pacientes con diabetes en comparación con los que no padecían, ajustaron los análisis en función de múltiples factores que podían influir en la relación, tales como: la edad, sexo, el hábito de fumar, el índice de masa corporal, la presión arterial, los medicamentos y otras afecciones.

Por ello descubrieron que, entre los pacientes con cardiopatía coronaria estable, los diabéticos portaban una tasa de mortalidad de un 38% mayor durante los cinco años de seguimiento. Además de poseer un 28% más de riesgo de sufrir la combinación de infarto, ictus o muerte por causa cardiovascular. Cabe señalar que aquellos pacientes cardíacos con diabetes tuvieron peores resultados que los que no tenían diabetes, independientemente de la región geográfica y origen étnico.

Relación con infarto de miocardio

"La diabetes se relacionó con peores resultados incluso en las zonas con menor prevalencia. En Europa, por ejemplo, la diabetes se asoció a un riesgo del 29% mayor de sufrir la combinación de infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular, Esto indica que debe mejorarse el tratamiento de estos pacientes de muy alto riesgo con cardiopatía y diabetes. Cada país debe identificar a estos pacientes y ofrecer programas educativos y de prevención adaptados", indica el doctor Vidal-Petiot.

Advierte de que "nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de una alimentación y vida saludable. Todo el mundo puede reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes mediante el control del peso y el ejercicio, y es necesario detectarla a tiempo para poder controlalr la glucemia. Las personas con enfermedades cardiacas y diabetes también necesitan de un estilo de vida activo y una buena dieta para proteger su salud. Evitar el tabaquismo es crucial, al igual que controlar la presión arterial y los niveles de colesterol".

La diabetes, una gran riesgo para los enfermos cardiacos