martes. 04.10.2022
Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo
Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo

La Corona de Inglaterra no pasa por un buen momento. Y es que la Reina Isabel II se encuentra altamente preocupada por la hospitalización de su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo.

Según informan desde el Palacio de Buckingham, el príncipe Felipe continuará ingresado hasta finales del mes de febrero. Aunque, han dejado claro que la hospitalización no está relacionada con el Covid-19.

Al parecer, el marido de la Reina Isabel II, de 99 años de edad, permanecerá ingresado por precaución durante al menos una semana más; actuando así los médicos con protección. Sin bien, las fuentes cercanas a la Casa Real de Inglaterra aseguran que se encuentra en buen estado.

El duque de Edimburgo, marido de la Reina Isabel II de Inglaterra se encuentra en el Hospital Rey Eduardo VII, situado en el centro de Londres. Allí fue trasladado el martes y permanecerá hasta finales del mes de febrero.

No obstante, no han trascendido más datos sobre los motivos del ingreso de Felipe de Edimburgo en el centro hospitalario. Al parecer, se encontraba en mal estado, pero podemos descartar que se trate de cualquier asunto relacionado con el Covid-19.

El próximo mes de junio, el príncipe Felipe cumplirá 100 años; quién anunció que se retiraba de la vida pública en el año 2017. Tanto él como la Reina Isabel II ya han recibido la vacuna del Covid-19, debido a que se trata de personas de avanzada edad.

La Reina Isabel II dice adiós a los duques de Sussex

La Casa Real Británica, a través de un comunicado oficial, ha informado que el príncipe Harry y Meghan Markie no retomarán su condición de miembros oficiales de la Familia Real. De este modo, la Reina Isabel II da el adiós definitivo a los duques de Sussex.

Así reza el comunicado publicado desde el palacio de Buckingham: "Después de las conversaciones mantenidas con el duque de Sussex, la Reina ha escrito confirmando que, al dejar de trabajar para la Familia Real, no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que lleva aparejado una vida dedicada al servicio público. Los honores militares y los patrocinios reales del duque y la duquesa de Sussex regresarán por lo tanto a Su Majestad, antes de ser redistribuidos entre los miembros oficiales de la Familia Real. Si bien, esta decisión nos entristece a todos, el duque y la duquesa de Sussex siguen siendo dos miembros muy queridos de la familia".

La decisión adoptada por la Reina Isabel II se ha confirmado después de los doce meses de prueba fijados hace un año en Sandringham; momento en el el príncipe Harry y Meghan decidieron marcharse a Estados Unidos y dejar su condición oficial de miembros de la Casa Real británica.

De este modo, el príncipe Harry (duque de Sussex) deja de ser capitán general de los Marines Reales, comodoro jefe de la Royal Navy Small Ships and Diving y comandante honorario de la Real Fuerza Aérea.

Por otra parte, el príncipe Harry y Meghan Markie dejan su cargo como presidente y vicepresidenta (respectivamente), de la Queen's Commonwealth Trust. Del mismo modo, dejan sus honorarios en en la Rugby Football Union, la Rugby Football League, el Teatro Nacional, y la Asociación de Universidades de la Commonwealth.

Todo ello se produce oficialmente mientras el duque de Edimburgo, marido de la Reina Isabel II, permanece hospitalizado en el Hospital Rey Eduardo VII de Londres con pronóstico reservado.

Si bien, a pesar de la preocupación propia por su marido, la Reina Isabel II sigue adelante con su agenda oficial y continúa con sus labores dentro de la Corona británica.

El marido de la Reina Isabel II, hospitalizado por protección