viernes. 12.08.2022

Este es el gran riesgo de los viajes internacionales en la nueva normalidad

La investigación confirma que los viajeros internacionales a menudo regresan a casa con una inesperada abundancia de nuevas cepas

Una nueva investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis (Estados Unidos) ha advertido de que los viajes internacionales pueden transportar nuevas y potencialmente peligrosas cepas de superbacterias resistentes a los antimicrobianos.

"Incluso antes de la pandemia de Covid-19, sabíamos que los viajes internacionales contribuían al rápido aumento y la propagación de la resistencia a los antimicrobianos a nivel mundial. Pero lo nuevo aquí es que hemos encontrado numerosos genes completamente nuevos asociados a la resistencia a los antimicrobianos que sugieren un problema preocupante en el horizonte", explica Alaric D'Souza, uno de los responsables del estudio, que se ha publicado en la revista 'Genome Medicine'.

La investigación confirma que los viajeros internacionales a menudo regresan a casa con una inesperada abundancia de nuevas cepas bacterianas que compiten por su posición entre las miles que normalmente residen en el microbioma intestinal.

Pobreza y malas condiciones de salubridad

La pobreza, las malas condiciones de salubridad y los cambios en las prácticas agrícolas han convertido a muchas regiones en desarrollo de bajos ingresos en focos de enfermedades propagadas por bacterias, incluidas las infecciones que son cada vez más resistentes a una serie de tratamientos farmacológicos con antibióticos.

Las altas densidades de población facilitan el contagio de estas bacterias entre los residentes de la comunidad y los viajeros a través de la exposición al agua potable y los alimentos contaminados, o a los baños, restaurantes, habitaciones de hotel y transportes públicos mal higienizados. De vuelta a casa, los viajeros corren el riesgo de transferir estas nuevas bacterias a familiares, amigos y otros residentes de la comunidad.

La investigación, realizada en colaboración con la Universidad de Maastricht (Países Bajos), consistió en analizar las comunidades bacterianas de los microbiomas intestinales de 190 adultos holandeses antes y después de viajar a una de las cuatro regiones internacionales en las que la prevalencia de genes de resistencia es elevada: el sudeste asiático, el sur de Asia, el norte de África y el este de África.

Este es el gran riesgo de los viajes internacionales en la nueva normalidad