domingo 19/9/21

Tres estudiantes inventan en España un inhibidor de dolor para la vacuna Covid-19

El dispositivo Pinsoft inhibe el dolor del pinchazo de la vacuna Covid-19 y ha sido inventado en España por tres futuros ingenieros del producto
Tres estudiantes inventan en España un inhibidor de dolor para la vacuna Covid-19
Tres estudiantes inventan en España un inhibidor de dolor para la vacuna Covid-19

Tres jóvenes de la Universidad Jaume I de Castellón de la Plana han inventado un dispositivo llamado Pinsoft que reduce por completo el dolor de cualquier vacuna. Un dispositivo de importante actualidad teniendo en cuenta los millones de personas que se han vacunado en España y Andalucía por Covid-19 y las que quedan. El proyecto ha sido consagrado con el premio James Dyson Award nacional de 2021.

Para ciertas personas, la vacunación por Covid-19 ha sido todo un reto, no sólo por cuestiones éticas para con la pandemia sino por su miedo a las agujas (tripanofobia) o dolor localizado a la hora de la aplicación. Tres jóvenes de la Universidad Jaime I de Castellón de la Plana han decidido acabar con esta problemática por todos los pinchazos que están por venir.

Tres estudiantes inventan en España un inhibidor de dolor para la vacuna Covid-19

Se trata de Sofía Aparicio Ródenas, Laura Martinavarro Fuertes, ambas de 22 años, y Juan Carlos Espert Cervera, de 25. El trío de estudiantes ha desarrollado Pinsoft, un dispositivo que anula el dolor de la aplicación de las vacunas llegando a ganas el galardón James Dyson a nivel nacional.

Camufla el pinchazo real

Su inventores están convencidos de su éxito "Gracias a nuestro producto, queremos reducir o eliminar por completo el número de personas que rechazan las inyecciones", afirman los tres estudiantes de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto.

La variante Mu del Covid-19 llega a España y amenaza a Andalucía

Pinsoft es un dispositivo que estimula la piel alrededor de la zona de inyección para que el paciente no se de cuenta del contacto de la aguja con la piel y, por lo tanto, no perciba algún pinchazo. Una gran cantidad de palillos redondos, llamados 'spikes', presionan contra la piel y camuflan así el pinchazo real.

Esto permite reducir notablemente el dolor provocado por el pinchazo. Además, el dispositivo cilíndrico oculta la jeringuilla para que el paciente no la vea. Pinsoft se puede utilizar para todo tipo de inyecciones (intravenosas, intramusculares, subcutáneas o intradérmicas).

Tres estudiantes inventan en España un inhibidor de dolor para la vacuna Covid-19