viernes 17/9/21
SALUD Y BIENESTAR

Tengo muchos gases y me duele mucho el vientre, ¿Qué hago?

Diagnóstico y tratamiento de los molestos gases que nos hacen retorcernos de dolor
Dolor de estómago por gases
Dolor de estómago por gases

Si hablamos de cosas desagradables, nada peor que tener gases, estas desafortunadas molestias en el vientre pueden llegar a tal punto que acarrean dolencias considerables e incluso desencadenan males mayores. Sin embargo hay varios elementos que pueden acabar con ese desagradable gas, como el té de jengibre, que rebaja la inflamación del intestino, sin olvidar del limón e incluso del anís.

Pero ¿por qué tengo gases?, ¿Cómo deshacerme de ellos? Son los cuestionamientos que seguramente te haces en este momento. Con el presente artículo llegaremos al fondo de ello y podrás descubrir cuál es tu solución. Para ello, mantén tu foco de atención en los siguientes párrafos.

¿Por qué se originan los gases?

Los gases no son más que la concentración de aire localizado en alguna parte de tu sistema digestivo, desde el estómago hasta los intestinos. Los mismos se originan a raíz del mal funcionamiento de dicho sistema, ya sea como consecuencia de alguna enfermedad, la ingesta de determinados alimentos, algunas medicinas, entre otros factores de menor incidencia.

La presencia de gases en el cuerpo puede llegar a ser muy molesta y causar dolor en gran medida, el cual ha sido comparado incluso con un infarto, con dolores de parto o con cólicos renales. 

Por esta razón, conocer las medidas que puedes adoptar para evitarlos es muy importante y te lo comento a continuación.

Dolor de estómago por gases

¿Qué puedo hacer para eliminarlos?

Dependiendo de las causas que originan los gases, puedes tomar diferentes medidas para aliviarlos, sin embargo, en líneas generales, suponiendo que los mismos no sean el producto de alguna enfermedad de mayor extensión, puedes seguir los siguientes consejos y deshacerte de ellos.

Examínate

Lo primordial, como te mencioné anteriormente, es conocer el origen del problema, pues nada haces aliviando este síntoma de forma aislada, si no acabas con la raíz que los produce, porque de esta manera ¡volverán!

Para determinar la razón de su presencia, debes acudir a un especialista de la salud, quien con examinarte podrá establecer una causa probable y, de ser necesario, te indicará los exámenes pertinentes.

Cuida lo que comes

La mayoría de las personas que padecen de acumulación de gases, lo hacen como consecuencia de los malos hábitos alimenticios. No controlar la cantidad diaria de alimentos que consumes en cada comida, la forma como lo haces y el tiempo que le dedicas a esta actividad, son muy importantes.

Evita comidas potencialmente gaseosas, como los refrescos, bebidas achocolatadas, gomas de mascar, algunos vegetales como el brócoli o la coliflor, legumbres, frituras y, en definitiva, aquellos alimentos que de forma particular hayas notado que te producen gases.

Asimismo, procura dedicar un tiempo exclusivo y calmado para sentarte a comer, recuerda que la posición que adoptas al hacerlo debe ser la adecuada y sin presiones; mastica bien los alimentos e intenta no ingerir bebidas alcohólicas o carbonatadas entre bocados de comida.

Estómago

Evita la automedicación

En el mercado encontrarás un amplio catálogo de opciones que aseguran aliviar tu dolor y deshacerse de los gases en dos minutos, incluso prometen que podrás comer cuanto quieras sin ningún problema. Sin embargo, aunque tales productos aliviarán tu situación de forma momentánea, lo cierto es que con el tiempo su efectividad deja de funcionar y acabas probando cuanta cosa hay en el mercado, hasta agotarse la existencia y quedar con el mismo padecimiento.

Lo ideal sería acudir a un especialista para que determine la raíz del problema y te medique para ello y no para los gases en sí mismos. Pero si tu problema es transitorio, son una buena opción para ti.

La naturaleza es tu mejor aliada

Ahora bien, si ya comprobaste que no padeces ninguna enfermedad y simplemente quieres sentirte mejor pero sin acudir a los químicos, te aconsejo que hagas de la naturaleza tu mejor aliada.

Existen plantas y alimentos que pueden ayudarte a hacer una mejor digestión, a evacuar con mayor frecuencia, evitando la concentración de gases en el intestino, etc.

Ejemplo de ellos son: el ajo, el jengibre, el anís, el limón, el bicarbonato de sodio, entre otros. Puedes preparar infusiones o simplemente ingerir estos alimentos en tu menú diario y verás cómo sentirás una gran diferencia.

¡Ahora sí, adiós a los gases!

Tengo muchos gases y me duele mucho el vientre, ¿Qué hago?