martes 22/6/21

Madrileños celebran el fin del Estado de Alarma como si fuera fin de año

Aglomeraciones, sin distanciamiento, con bailes, botellones y sin mascarilla han marcado la primera noche sin Estado de Alarma en España
Puerta del Sol
Concentración de jóvenes en la Puerta del Sol de Madrid

España llegó al fin del Estado de Alarma la pasada madrugada. Miles de personas aguardaban con ansias la llegada del 9 de mayo con el que la mayoría de las comunidades de España ponen el punto y final a las restricciones, al toque de queda o a las limitaciones de reunión. Sin embargo, centenares de personas aprovecharon la oportunidad para poner en evidencia nuevamente la falta de concienciación que existe en nuestro país en torno al Covid-19.

Uno de los ejemplos más claro lo encontramos en Madrid. La capital de España fue escenario de imágenes de las que sentirnos profundamente avergonzados. La Puerta del Sol y el barrio de Malasaña fueron dos de los centros neurálgicos donde centenares de jóvenes se reunieron produciendo aglomeraciones, sin respetar la distancia de seguridad y sin llevar la mascarilla puesta. De hecho, la policía se ha visto obligada a desalojar la Puerta del Sol a las 23:30 por la cantidad de gente que esperaba allí a la hora señalada.

Esto, sin embargo, no ha impedido que las concentraciones se trasladaran a calles aledañas y plazas donde los botellones y festejos más propios de un fin de año han sido la nota dominante. 

Concentraciones por toda España

Que el Estado de Alarma haya llegado a su fin no quiere decir que el Covid-19 esté erradicado. Pero algunos no parecen entenderlo más de un año después. Las imágenes hablan por sí solas. Multitud de vídeos se han viralizado en redes sociales condenando este tipo de comportamientos y poniendo de manifiesto este tipo de actitudes totalmente incívicas. 

Pero no solo en Madrid se han producido concentraciones. A lo largo y ancho del país, bajo un ambiente festivo, cientos de jóvenes se han concentrado este domingo de madrugada en plazas y grandes avenidas al tocar las doce.

Madrileños celebran el fin del Estado de Alarma como si fuera fin de año