viernes. 19.04.2024
La vacuna de AstraZeneca contra el Coronavirus
La vacuna de AstraZeneca contra el Coronavirus ha provocado la muerte de una mujer

Una mujer danesa de 60 años que murió poco después de haber recibido la vacuna de AstraZeneca contra el Coronavirus presentaba una serie de "síntoma inusuales" de coagulación sanguínea, dijo el domingo la Agencia Danesa del Medicamento.

En concreto, presentaba "una baja cantidad de plaquetas sanguíneas, coágulos en vasos sanguíneos pequeños y grandes y hemorragias", según ha podido saber ELMIRA.es

"Fue un inusual cuadro clínico en torno a la muerte lo que nos hizo reaccionar. Se encontró otro cuadro similar en otros pocos casos en la base de datos europea de efectos secundarios. Noruega también ha descrito supuestos efectos parecidos", agregó la agencia en un comunicado.

Suspensión temporal del uso de la vacuna

Dinamarca fue el primer país que suspendió temporalmente el pasado jueves el uso de la vacuna al detectar problemas de coagulación en varias personas y registrar una muerte. Noruega e Islandia también lo han hecho, al igual que Italia, Austria, Rumanía, Luxemburgo, Estonia, Lituania y Letonia.

En España, varias comunidades han paralizado la administración de un lote de dicha vacuna. Se trata de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, la Comunidad Valenciana y Canarias. Lo han hecho, aseguran, "por precaución" hasta que las autoridades sanitarias investiguen los efectos surgidos.

AstraZeneca descarta riesgo de coágulos

La farmacéutica británico-sueca AstraZeneca ha asegurado este domingo que "no hay pruebas" de que su vacuna contra el Coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre pese a la decisión de varios países de suspender su utilización como medida de precaución.

La empresa asegura que ha realizado "una revisión minuciosa" de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE.

"Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general", ha explicado la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

"La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública", ha añadido Taylor.

Irlanda y la región italiana del Piamonte han sido los últimos en anunciar la suspensión del uso de la vacuna de AstraZeneca tras hacer lo propio Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia y Tailandia. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado este viernes que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19.

 

Muere una mujer tras recibir la vacuna de AstraZeneca contra el Coronavirus