lunes 29/11/21

Pegan una paliza y queman la casa de un enfermero que había superado el Covid-19 

Tras permanecer hospitalizado a causa del coronavirus, a la vuelta a su domicilio el joven ha recibido una brutal paliza por parte de sus vecinos 

Pegan una paliza y queman la casa de un enfermero que había superado el Covid-19 

Tras permanecer hospitalizado a causa del coronavirus, a la vuelta a su domicilio el joven ha recibido una brutal paliza por parte de sus vecinos 

La historia de Daniel Porro es una de esas que te hacen estremecerte y dar por perdida la esperanza en el ser humano. Tras vencer al coronavirus, sus propios vecinos lo han recibido con una brutal paliza y haciendo arder su casa para que se vaya del barrio.

El joven, que trabaja para una clínica privada, dio positivo por coronavirus a mediados de junio, por lo que fue ingresado en el hospital. Este mes de julio, Dani acababa de recibir el alta, por lo que emprendía la vuelta a su casa con la mayor de las ilusiones y pensando que lo peor ya había pasado.

Nada más lejos de la realidad, la verdadera pesadilla no había hecho nada más que comenzar para este joven argentino que comenzó a recibir por correo distintas amenazas por parte de sus vecinos.

"Me decían que me fuera del barrio porque tenía coronavirus", cuenta Daniel, a la misma vez que denuncia la dramática situación en la que se encuentran sumergidos los profesionales sanitarios en argentina, ante el acoso y trato degradante por parte de la ciudadanía.

Esta serie de amenazas en forma de cartas, no tardaron en tornarse en mucho más que simples escritos. "Me golpearon por todos lados y todavía no me he recuperado. Perdí el conocimiento y tuve que ser trasladado al hospital", confiesa. "Me encuentro atravesando una situación de extrema violencia por el hecho de haber tenido Covid-19", continuaba.

Durante aquella paliza que recibió, estos energúmenos también quemaron su vivienda con el objetivo de que se mudara del barrio "por temor a posibles contagios" por parte de sus vecinos. Esta situación surrealista a la que se está enfrentando el enfermero, se debe según él al desconocimiento que tiene la población sobre la enfermedad.

"La gente no sabe lo que realmente está pasando, porque no he tenido problemas con estos vecinos tiempo atrás. Pese a que la Policía explicó bien cómo era el tema de los contagios, aún hay personas que no lo entienden», concluyó Porro, que confirma la denuncia interpuesta y se encuentra recuperando de las múltiples secuelas producidas por la paliza recibida.

Pegan una paliza y queman la casa de un enfermero que había superado el Covid-19