lunes. 26.09.2022

Las buenas razones por las que deberías tomar el sol en verano

No sólo coger color es importante sino todas las buenas propiedades que proporciona el ponernos de cara al sol
Las buenas razones por las que deberías tomar el sol en primavera
Las buenas razones por las que deberías tomar el sol en primavera

El sol puede ser tanto beneficioso, gracias a ciertas propiedades, como extremadamente dañino para la salud, si estás mucho tiempo expuesto a él, por lo que es importante manejar muy bien esos tiempos de exposición, ya vivas en zonas más calurosas como en Andalucía, o en otras de cualquier parte del mundo.

Si bien en todas las épocas del año es bueno tomar sol por un breve período de tiempo al día, en verano, debido a que aún no nos ha abandonado el frío del todo, tiene un poco más de importancia esta acción.

Beneficios de tomar el sol en verano

Tomar sol en verano puede brindarnos una gran cantidad de beneficios, que pueden colaborar mucho no solo con mantener un cuerpo sano, sino también una mente saludable.

Beneficios de tomar el sol en invierno
Beneficios de tomar el sol en verano

Mejora el estado de ánimo

La serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad, se produce naturalmente en el organismo, sin embargo, se ha podido observar que en los momentos donde hay muy bajas temperaturas puede reducirse de gran manera.

Es por esa razón que el sol puede ayudar a mejorar y mantener en un punto alto el ánimo de las personas, ya que el calor evita que la serotonina se esfume tan rápido… lo que derivará en un mejor manejo de las situaciones cotidianas.

Aumenta los niveles de vitamina D

Es bien sabido que el sol es rico en vitamina D, y se recomienda exponerse a este para que dicha vitamina pueda ingresar a nuestro organismo, pues muchas de las funciones que realiza el cuerpo humano son gracias a esta, como la modulación de las defensas o la regulación del crecimiento muscular.

Así pues, si eres una persona que sufre de algún problema que afecte tu producción de vitamina D y necesitas un tratamiento para mantenerlo, la exposición al sol te puede ayudar.

Sueño controlado

El sol también es un factor esencial a la hora de realizar un control sano de tu sueño, ya que este evita la producción excesiva de melatonina, conocida como la hormona del sueño.

Lo único que debes hacer es tomar el sol en la mañana, para empezar a producir serotonina, y que de este modo el reloj biológico del cuerpo se vaya adaptando a producir la melatonina únicamente cuando sea necesario, es decir, en las noches, y así tener un sueño mucho más placentero.

Mantiene una buena energía

Una dosis diaria de exposición al sol es también considerado un estimulante para las diferentes actividades que deseas realizar durante el día; y es que gracias a las propiedades que tiene, te brinda la energía necesaria para trabajar con mayor entusiasmo.

Evita el aumento de peso

Muchas personas tienden a aumentar considerablemente de peso tras las copiosas comidas llevadas a cabo en la época de invierno y primavera, y esto se debe a que consumimos una cantidad mayor de comida, pues el cuerpo lo pide para mantener el calor corporal estable.

En tal sentido, investigadores de las universidades de Edimburgo y Southampton descubrieron que la exposición moderada al sol hace que se libere óxido nítrico, lo que evita que tengas un aumento excesivo de peso.

Tomar sol en invierno evita el aumento de peso
Tomar sol evita el aumento de peso

Factores que intervienen en el efecto de la luz solar

Ya hemos podido observar que una exposición moderada al sol durante la época de verano puede ser extremadamente beneficiosa para el cuerpo, pero esto también va a depender de una serie de factores muy importantes:

Superficie cutánea expuesta

Uno de los factores que debes observar es la superficie de la piel que vas a exponer al sol, ya que pueden existir algunas partes de tu cuerpo que no lo toleren, y podría hacerles daño.

En caso de que tengas una piel sensible, debes consultar con un especialista que te brinde apoyo y te recomiende algún método para evitar que el sol dañe la piel pero puedas disfrutar de sus beneficios.

Intensidad de la radiación UV

El sol no solo es portador de elementos como la vitamina D, también trae consigo lo que conocemos como rayos ultravioletas, o rayos UV, que son dañinos para el cuerpo, lo que es una razón de peso para evitar el contacto prolongado con este.

Si quieres evitar que los rayos UV te afecten, necesitas tomar en cuenta aspectos como la época del año, la posición del sol o la altura sobre el nivel del mar a la que te encuentras. Además, utiliza siempre el protector solar.

Pigmentación de la piel

El color de tu piel, aunque no lo parezca, es un factor muy importante a la hora de tomar el sol, ya que las personas con una pigmentación más oscura deberán exponerse por mayor tiempo, para que la vitamina D que necesitan pueda ser creada con éxito.

Factores que intervienen en el efecto de la luz solar
Factores que intervienen en el efecto de la luz solar

¿Cuál es el tiempo ideal para tomar el sol?

Te mencioné que la exposición prolongada al sol puede ser perjudicial, por lo que seguro te preguntarás cuál sería el período de tiempo recomendado; pues bien, la mayoría de expertos afirman que una persona debería estar un máximo de 20 minutos realizando esta actividad.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que, como te dije anteriormente, las personas con pigmentación más oscura requieren un poco más de tiempo, por lo que podría alargarse hasta 40 minutos.

De esta manera, te invito a que tomes un momento para exponerte al sol a diario, sobre todo en la época de verano, para que así observes cómo tu organismo se adapta y te lo agradece, demostrándotelo con cambios positivos.

Las buenas razones por las que deberías tomar el sol en verano