viernes 30/7/21

Recibe una puñalada en el pecho y le salva la vida con una bolsa de patatas

El agente Ronald Kennedy le realizó un torniquete con la bolsa de patatas fritas que logró taponar la herida hasta la llegada de los servicios de emergencias
Bolsa de patatas fritas
Bolsa de patatas fritas

Increíble pero cierto. Una bolsa de patatas fritas ha salvado la vida de una persona apuñalada en las calles de Nueva York. El oficial de la policía, llamado Ronald Kennedy, usó la bolsa vacía y cinta adhesiva para atender a un joven que fue apuñalado en el pecho en el distrito de Harlem, concretamente en el número 290 de la avenida Lenox el 7 de julio.

A su llegada encontró en el suelo tirado a una persona de 29 años que sangraba por el pecho y el torso y decía: "Me apuñalaron en el pulmón". Gracias a una cámara incorporada en el cuerpo del agente se recogió toda la escena en la que realizó una milagrosa intervención. 

El policía se hizo cargo de inmediato y ordenó a un joven transeúnte que le consiguiera una bolsa de patatas fritas. "¡Ve a buscarme una bolsa de patatas fritas, ahora mismo!" se escucha gritar al agente en el video.

Tras ello, el propio agente le pide al mismo joven que le ayude a buscar cinta adhesiva. Con la ayuda de varios ciudadanos, el policía colocó boca arriba a la víctima en el suelo. "Te tenemos, te tenemos, ¡no te toques!" le dice Kennedy a la víctima. "¡Quédate conmigo, quédate conmigo!".

Finalmente, le realizó un torniquete con la bolsa de patatas fritas que logró taponar la herida hasta la llegada de los servicios de emergencias que estabilizaron a la víctima y la trasladaron al Hospital de Harlem, donde inicialmente permanece en estado crítico.

"Este es solo un ejemplo del trabajo heroico que hacen los oficiales de policía de Nueva York todos los días", tuiteó el jefe de la policía de la ciudad de los rascacielos, Rodney Harrison. Los oficiales de policía arrestaron a Eric Rodríguez, de 38 años, y lo acusaron de intento de asesinato, asalto y posesión criminal de un arma, dijo la policía.

Recibe una puñalada en el pecho y le salva la vida con una bolsa de patatas