sábado 18/9/21

Spiriman libra su propia batalla olímpica y gana un partido contra la quimio

Spiriman ha confesado que el sentimiento olímpico ayuda a fortalecerse para librar la batalla oncológica contra la quimio y describe un partido de tenis en Facebook de donde sale victorioso
Spiriman libra su propia batalla olímpica y gana un partido de tenis contra la quimio
Spiriman libra su propia batalla olímpica y gana un partido de tenis contra la quimio

Jesús Candel está librando sus propios Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 y ha querido realizar una comparativa de lo complicado que es competir contra el cáncer para los pacientes oncológicos. El médico que abanderó la lucha sanitaria contra el Covid-19 en España y más conocido como Spiriman, volvió a recaer en su batalla personal contra el cáncer ingresando en un hospital de Madrid. El profesional de Granada ha compartido su experiencia personal con este incidente con un mensaje dedicado a sus seguidores de Facebook.

El médico granadino Spiriman volvió a recaer en la lucha contra el cáncer ingresando en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. La noticia se viralizó y desde ese mismo instante el médico no ha parado de compartir mensajes positivos de cómo está afrontando cada episodio de esta nueva batalla.

Ahora ha realizado una comparativa con los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Spiriman está librando su propia competición consigo mismo. Así lo ha aclarado en su nuevo comunicado de Facebook donde acumula más de 2 millones de seguidores.

Spiriman ha confesado que para el ponerse el tratamiento de quimioterapia es como un partido de tenis contra la muerte. Al final de su descripción detallada de como sería esa batalla ficticia asegura que ganas el partido.

"Qué diicas más malos llevo, pero hay que aguantar y ganarle a la quimio!!!! Y que el espíritu olímpico nos irradie de fuerzas a los enfermos de #cáncer. Un abrazo a todos.", ha confesado el médico.

Spiriman comienza con las sesiones de quimioterapia

Pero ahora le toca a él ponerse bien, y aunque una mente positiva sea clave para la recuperación, también hay que pasar por uno de los peores procesos: la quimioterapia. Aunque sus efectos secundarios son terribles para el paciente oncológico, también sabe que sin esas sesiones no podrá recuperarse.

Por ello, decide tomárselo con positividad y pensando en lo que hará cuando todo esto acabe: "¿Y en qué estoy pensando? Básicamente pienso en la comida que me voy a jalar cuando termine el tratamiento de la quimio antes de que comiencen sus efectos secundarios".

Spiriman en las sesiones de quimioterapia

Sin embargo, continúa dándole esos mensajes positivos a su cuerpo, ya que él está convencido de que solo así una persona puede enfrentarse al cáncer. Así, y con la ayuda de algunos profesionales sanitarios, por supuesto: "Aunque también pienso en decirle a mi cuerpo que resista, que ya siento lo que me he propuesto como si ya lo hubiera conseguido, gracias a la ayuda de la ciencia y de los profesionales que viven con pasión y vocación su trabajo. Este trabajo tan duro pero tan gratificante muchas veces, aunque nos toquen tanto los cojoncillos nuestros políticos". 

Spiriman, lo tiene claro y él no se da por vencido por muchos problemas que le vengan: "Pienso en vivir porque aunque la enfermedad me lo ponga difícil, de eso se trata vivir, ponérselo tu difícil a lo que tenga que venir. Pero vivir, que para algo nacimos". 

De esta forma es como el médico granadino está enfrentándose a su segundo cáncer, que le afecta al hígado, y por el que nunca dejará de luchar. Una lucha que lleva a cabo gracias a su positividad, su fuerza interior, pero también a la ciencia. 

Spiriman libra su propia batalla olímpica y gana un partido contra la quimio