martes 13/4/21

Spiriman clama por su despido: "Me habéis tratado de pu** pena"

El médico Jesús Candel, más conocido por todos como Spiriman, ha sido cesado de su trabajo en el Hospital Clínico de Granada y denuncia un "mal trato"
Spiriman, despedido de su puesto de trabajo | EL MIRA
Spiriman, despedido de su puesto de trabajo | EL MIRA

Jesús Candel, Spiriman, es un de los médicos más mediáticos de España. Se ganó a miles de personas en todo el país por sus alegatos a través de redes sociales en defensa de la sanidad pública, algo que no ha dejado de hacer desde 2016. Sin embargo, durante la pandemia su imagen se vio envuelta en la polémica.

Durante la pandemia del Covid-19, Spiriman publicó varios vídeos en los que se contradijo. Primeramente habló del Covid-19 como un "virus de pacotilla", para luego clamar contra las autoridades por no haber cerrado todo el país mucho antes, considerando el SARS-COV-2 como algo muy grave.

Además, en los últimos meses Jesús Candel se ha enfrentado a la lucha contra un cáncer. Su vida pendía de un hilo, pero también consiguió salir adelante. Sin embargo, también durante su lucha contra la enfermedad generó importantes controversias por sus declaraciones a través de sus redes sociales. En este sentido, llegó a asegurar que la persona que quiere, se cura, haciendo referencia a los pacientes con cáncer.

En cualquier caso, la noticia es que Jesús Candel ha sido despedido de su trabajo en el Hospital Clínico San Cecilio de Granada. El propio 'Spiriman' lo comunicó el pasado 31 de marzo a través de sus redes sociales: "Me han comunicado mi cese después de años y años trabajando en un hospital que sólo me he encontrado zancadillas".

Spiriman, despedido del Hospital Clínico de Granada

Jesús Candel se ha mostrado muy crítico y enfadado ante la decisión de su cese. Además, asegura que se ha producido mientras estaba de baja por el cáncer y sin recibir ningún tipo de indemnización. 

Jesus Candel 'Spiriman' | Foto: Facebook

"Hacen falta médicos como churros en la sanidad pública, pero así nos tratan si no eres de esos que tengan que sacarse una plaza fija por cojones o suplicar después para conseguir una comisión de servicio y mantenerte calladito", denuncia públicamente Jesús Candel.

Así, Spiriman, que no tiene pelos en la lengua ni mucho menos, ha cargado principalmente contra algunos de sus compañeros en la sanidad pública. "Nos vamos unos cuantos a la puñetera calle y seguramente nos ofrezcan en un tiempo contratos que dé vergüenza firmar. Y esto no depende de nuestros políticos y de nuestros sindicatos, como algunos siguen creyendo, sino del apesebramiento de muchísimos de mis compañeros sanitarios de nuestra querida sanidad pública".

Estalla contra el trato recibido

Recientemente, Spiriman ha recordado que desde el Hospital Clínico San Cecilio de Granada le han "pegado una patada en el culo de la peor de las maneras". "Me habéis tratado de puta pena en todos los sentidos en el Clínico de Granada, desde el punto de vista laboral y en otros cuantos más".

Spiriman video facebook

Jesús Candel asegura que esperaba incorporarse nuevamente a su puesto de trabajo el lunes 5 de abril, después de Semana Santa y tras haber superado un cáncer. Sin embargo, Spiriman se muestra optimista y se marca nuevos retos de cara al futuro: "Mi nueva aventura en la vida comienza y estará siempre al lado de los pacientes".

En este sentido, Spiriman ya ha confirmado que ha comenzado un nuevo proyecto para poner en marcha una nueva Unidad al Paciente Oncológico. "He ayudado a su creación para que nunca dependiera de mi, con excelentes profesionales que velarán por ella. Gracias a las muchísimas personas que con vuestro dinero lo habéis hecho posible. Seguiré buscando fondos y más fondos para que pacientes oncológicos de otras provincias puedan disponer de estas unidades en un futuro próximo".

Por último Jesús Candel asegura que "jamás podrán conmigo, porque no voy solo. Voy con miles detrás y mejores. Voy a pilotar esa Unidad de Apoyo al Paciente Oncológico que he puesto en marcha junto con excelentísimos profesionales dentro de la sanidad pública".

 

Spiriman clama por su despido: "Me habéis tratado de pu** pena"