martes. 21.05.2024
Joaquín Sánchez en 'La penúltima y me voy'
Joaquín Sánchez en 'La penúltima y me voy'

Joaquín Sánchez mostró el lado más complicado de un futbolista en el sexto capítulo de 'La penúltima y me voy'. El programa de Antena 3, que está siendo un éxito en Jerez de la Frontera y toda España, trató sobre cómo vivió Joaquín el momento de su posible retirada. En los momentos de más duda sobre su futuro, una charla con Susana iba a hacer que el portuense se replantease seriamente el poder continuar una temporada más como capitán del Real Betis.

Asimilar estar viviendo sus últimos días como futbolista profesional era algo que atormentaba a Joaquín. El principio de la temporada 21/22 fue muy duro para el jugador, que pensó por muchos momentos que "sobraba" en el equipo. Pero a su lado, su mujer y el apoyo total de plantilla, directiva y afición fue cambiando su opinión.

Sin embargo, lo que realmente cambió el futuro de Joaquín fue su papel determinante en las semifinales ante el Rayo Vallecano, cuando desde el banquillo salió y puso la asistencia a Canales para que Borja Iglesias metiese al Betis en la final de la Cartuja. 

Las lágrimas de Joaquín a la pregunta más delicada de Susana

Pero antes de aquella aclamada decisión que puso patas arriba el Villamarín en la celebración de la Copa, hubieron muchas subidas y bajadas anímicas en las que Susana hizo de faro guía para que Joaquín tomase la decisión correcta.

En febrero de 2022, el futbolista tuvo una conversación de lo más profunda con su mujer, Susana Saborido, sobre qué hacer en su vida profesional, si retirarse o seguir un año más.

"¿Tú que problema tienes si quieres seguir? Porque las niñas y yo estamos encantadas", comienza exponiendo Susana con una pregunta que sacaría las lágrimas a un Joaquín que no las tenía del todo consigo: "Tengo 40 años ya, no estoy jugando lo que me gustaría...".

Pero Susana iba a darle una visión diferente a su papel en el Betis. "Tú piensa que en vez de jugar tanto vas a disfrutar más de otras cosas; de tus compañeros, de tu club, de tus risas, de tu vida, porque eso es tu vida", unas palabras de Susana que iban a emocionar a Joaquín.

"Yo sé que lo voy a echar de menos, pero yo al final lo que quiero es jugar", seguía el futbolista. Pero Susana dio con la clave de la cuestión: "Tómatelo de una forma diferente, ya has demostrado quién eres, que clase de jugador eres y ahora lo vas a demostrar de una forma diferente aunque juegues menos, aunque quieras jugar más".

Joaquín y Susana en 'La penúltima y me voy'
Joaquín y Susana en 'La penúltima y me voy'

El momento más complicado de Joaquín

Joaquín no lo tenía claro, y por aquel entonces, todavía le quedaban muchas emociones por vivir que terminarían de convencerlo para seguir. "Estar ahí y no poder jugar. Se me parte el alma. Yo lo entiendo, es normal es ley de vida y lo tengo que aceptar. Pero ya está siendo difícil para mi este año...", decía Joaquín mientras rompía a llorar.

"No quiero sentir que sobro por firmar por ser quien soy", confesaba a su mujer el futbolista, consciente de que los hay quienes piensan que ya no está para el fútbol de élite. No obstante, su mujer supo dar en el clavo con su respuesta.

Joaquín emocionado mientras habla con Susana Saborido
Joaquín emocionado mientras habla con Susana Saborido

"Tú no firmas por ser quién eres, tú si firmas es porque te sientes todavía al 100%, pero te tienes que sentir tú para renovar o para quedarte en casa y dejar de ser futbolista", seguía Susana, que fue capaz de predecir lo que terminaría pasando.

"Alomejor el año que viene tú vas sabiendo que vas a jugar menos pero juegas en un momento puntual que te vuelve a dar esa emoción". Y esa emoción llegó el día de las semifinales y se certificó con la consecución de una Copa del Rey que terminó de dar el impulso a la renovación de un Joaquín que hoy vive su "penúltima" temporada como futbolista. 

Susana saca las lágrimas a Joaquín con su pregunta más comprometida