martes 27/7/21

La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson es efectiva contra la variante delta del Covid-19

La variante delta es la más reciente de las mutaciones del coronavirus y la que más fácil se transmite entre las personas
La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson es efectiva contra la variante delta del Covid-19
La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson es efectiva contra la variante delta del Covid-19

La lucha contra el Covid-19 y la aparición de nuevas variantes del virus, ha llevado a las farmacéuticas a desarrollar vacunas que sean capaces de combatir estas nuevas cepas del coronavirus. En este sentido, se ha determinado que la vacuna monodosis de Johnson & Johnson arroja buenos resultados contra la variante delta del COVID-19.

Nuevas variantes

El  virus, cuando se reproduce y se multiplica en gran cantidad de personas, comienza a mutar, es decir, crea otras versiones de sí mismo. Mientras mayor sea el número de personas contagiadas, mayor es la tendencia a generar nuevas variantes del mismo, y de esta manera logra seguir con su proceso de reproducción.

En este proceso de evolución, durante el cual crean nuevas versiones de sí mismos pero con algunos cambios, van a dar paso a las nuevas variantes del virus original. De esta manera, las características del virus pueden modificarse, volviéndose más  aptos para producir infecciones más o menos agudas y síntomas más o menos fuertes.

Entre las variantes del coronavirus (SARS Cov-2) que se han descubierto hasta el día de hoy, se encuentran las variantes ALFA, BETA, GAMMA, ÉPSILON (B.1.427), ÉPSILON (B.1.429) Y DELTA.

Variante delta

Es la más reciente de las mutaciones del coronavirus. Según los estudios realizados, esta variante es de más fácil transmisión y es posible que pueda incidir en la eficacia de las vacunas anti Covid-19, disminuyendo la acción de sus anticuerpos. Fue reconocida por primera vez en La India.

Durante el mes de abril del presente año, se identificaron los primeros casos  de esta variante, y actualmente se ha propagado a nivel mundial. En el continente africano, por ejemplo, se ha hecho presente ya en 13 países, mientras que en el resto de los continentes se sigue propagando a grandes velocidades, dándole un crecimiento vertiginoso al Covid-19.

Las vacunas contra el COVID-19

Las vacunas para luchar contra el virus han sido desarrolladas por diferentes laboratorios, esto ha ocurrido antes de que se hubieran producido las variantes del virus original. Por tal motivo, las compañías farmacéuticas se mantienen en constante acción, estudiando la eficacia de las vacunas hasta ahora producidas ante las nuevas cepas.

Actualmente, existen tres vacunas autorizadas en Estados Unidos para la prevención del Coronavirus. Estas son: Pfizer – BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson/Janssen.

En la Unión Europea, por su parte, están autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), las anteriores, más la AstraZeneca.

Algunas de las otras vacunas que han sido desarrolladas contra el COVID-19 son: la Sputnik V, de procedencia rusa, la cual, a pesar de haber obtenido resultados satisfactorios, no ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud; y las chinas: Sinovac y Sinopharm, sí aprobadas por la O.M.S. 

Los grandes laboratorios farmacéuticos realizan investigaciones para que las vacunas que se están fabricando provean protección contra las nuevas variantes del coronavirus, es decir, que puedan ser eficaces y seguras a la hora de enfrentar las nuevas cepas, o que por lo menos tengan efectos análogos y, si es necesario, se realicen modificaciones a la vacuna original.

Vacuna de variantes del Covid-19

Es aprobada la vacuna monodosis de J&J

La Organización Mundial de la Salud, el día 12 de marzo de 2021, incluye a la vacuna de dosis única, producida por Janssen, farmacéutica de Johnson y Johnson, en la listas de vacunas para ser usadas en emergencias en todos los países, y además aprueba su distribución a través del mecanismo COVAX (Colaboración para un acceso equitativo mundial a las vacunas contra la COVID-19).

En Sudáfrica, de acuerdo a estudios realizados, del total de personas a las que se les aplicó la vacuna fabricada por la compañía Janssen para Johnson y Johnson, el 1% presentó la enfermedad solamente de manera leve. A este respecto, la Dra. Glenda Gray (presidenta del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica) señaló:

Todos los datos que hemos visto revelan una buena respuesta inmediata y sostenida contra la variante delta…

Esta vacuna, según los estudios realizados, provee una protección adecuada durante al menos 8 meses, proporcionando inmunidad durante por lo menos este periodo de tiempo.

Según la Organización Mundial de la Salud, la vacuna elaborada por Janssen es segura y eficaz, y el hecho de que sea monodosis permite una mejor distribución para todos los países, al mismo tiempo que favorece su aplicación en los países menos favorecidos o en vías de desarrollo, debido a la facilidad que conlleva una sola dosis en lugar de dos.

De igual manera, indica la OMS que la vacuna de una sola dosis, Ad26.COV2.S, de Jansenn, es recomendada para personas mayores de 18 años. Asimismo, dice que su eficacia representa un 85,4% para la prevención de la enfermedad grave producida por COVID-19; en un 93,1% previene de la hospitalización, y en un 66,9% evita la infección sintomática de moderada a grave.

Efectos secundarios de la vacuna de J&J

Los posibles efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19, producida por Janssen para Johnson & Johnson, los cuales generalmente se presentan uno o dos días después de aplicada la vacuna, son los siguientes:

  • En el brazo donde se aplique puede producir dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • En el resto del cuerpo puede producir cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre, náuseas.

Descenso en el número de vacunas aplicadas

En Estados Unidos, a principios de junio, hubo cierta preocupación debido a que el proceso de vacunación con la vacuna monodosis  de Johnson & Johnson se vio de cierta manera disminuido, tuvo una descenso en el número de personas vacunadas. Por tal motivo, se pensó que estaba en riesgo de dañarse las dosis que no se habían aplicado.

De acuerdo a datos suministrados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC en inglés), la vacuna tiene una vida útil de tres meses, y las primeras dosis se habían enviado a comienzos del mes de abril, y corrían el riesgo de llegar a su fecha de expiración sin ser utilizadas.

A este respecto, la compañía Johnson & Johnson indicó seguir apoyando y promoviendo el uso de la vacuna junto con las autoridades y el gobierno de Estados Unidos.

Todos los estudios y resultados satisfactorios arrojados con la aplicación de esta vacuna fabricada por esta industria farmacéutica, indican su seguridad y eficacia; por tal motivo, se puede afirmar que la vacuna monodosis de Johnson y Johnson arroja buenos resultados contra la variante delta del COVID-19.

La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson es efectiva contra la variante delta...