martes. 05.07.2022

Estudian la instalación de cámaras de vídeo vigilancia en Tussam

La comisión de Prevención de Riesgos de Tussam ha abordado la instalación de las cámaras de video vigilancia en los autobuses

Estudian la instalación de cámaras de vídeo vigilancia en Tussam

La comisión de Prevención de Riesgos de Tussam ha abordado la instalación de las cámaras de vídeo vigilancia en los autobuses

La sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, ha celebrado recientemente una reunión de su comité de Prevención de Riesgos Laborales, en la que ha sido abordada la ubicación de las cámaras de video vigilancia contratadas por la empresa para su flota de autobuses, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales, toda vez que la incorporación de tal equipamiento a los vehículos constituye una fuerte reivindicación de la plantilla.

En ese sentido, después de que el pasado mes de abril Tussam adjudicase a la empresa Grupo Mecánica del Vuelo (GMV) el contrato correspondiente al "suministro, instalación y mantenimiento de un sistema de video supervisión embarcado en la flota", por más de 2,67 millones de euros, la sección de CCOO en dicha sociedad municipal daba cuenta el pasado mes de octubre de que para el día 30 había sido convocada una nueva reunión de la Comisión de Prevención de Riesgos Laborales.

Según CCOO, que encabeza el comité de empresa junto al Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), a dicha reunión estaba prevista la asistencia de técnicos del departamento de Desarrollo Tecnológico de la empresa y de GMV, para realizar "una demostración del replanteo de colocación de las cámaras de seguridad en tres modelos básicos" de vehículo, en relación a los microbuses y los autobuses estándar y articulados.

En ese sentido, fuentes municipales han confirmado que la comisión de Prevención de Riesgos Laborales ha celebrado una reunión recientemente, abordando entre otros aspectos "la ubicación de las cámaras desde el punto de vista de la prevención", toda vez que el pliego de condiciones técnicas del contrato adjudicado a GMV, consultado por Europa Press, especifica que las video cámaras a instalar están destinadas a "incrementar la seguridad de conductores y clientes, haciendo más seguro el interior de los vehículos, disuadiendo y evitando así actos vandálicos, intentos de robo, etcétera, y disponiendo a su vez de un medio eficaz para el tratamiento de incidentes de diversa consideración".

EL REPUNTE DE APEDREAMIENTOS

La incorporación de estas cámaras, recordémoslo, fue fuertemente reclamada en 2018 por los representantes de la plantilla, ante el repunte experimentado entonces en los apedreamientos de autobuses y el altercado vivido en un vehículo de la línea 30 precisamente después de que el mismo fuese objeto de una pedrada cuando circulaba por la avenida de las Letanías, en el Polígono Sur.

Las quejas y acciones de la plantilla ante la Inspección de Trabajo motivaron que dicha instancia ordenase la suspensión provisional del servicio de Tussam en las calles Luis Ortiz Muñoz, Padre José Sebastián Bandarán y Madre de Cristo del Polígono Sur, hasta que se garantizase la plena seguridad para el tránsito de autobuses por dichos espacios.

El servicio, eso así, fue restituido varios días después porque frente a dicha suspensión provisional, el Ayuntamiento alegó el dispositivo de seguridad y vigilancia puesto en marcha por la Policía Local a cuenta de los apedreamientos, así como las "peticiones de refuerzo" trasladadas la Subdelegación del Gobierno central respecto a los efectivos de la Policía Nacional asignados al Polígono Sur.

Estudian la instalación de cámaras de vídeo vigilancia en Tussam