domingo. 26.06.2022

Investigan por acoso a la madre de la niña autista de Sevilla

El juez detalla en la cédula de citación que, en caso de incomparecencia de la madre de la menor, esta orden podrá convertirse en orden de detención

Investigan por acoso a la madre de la niña autista de Sevilla

El juez detalla en la cédula de citación que, en caso de incomparecencia de la madre de la menor, esta orden podrá convertirse en orden de detención

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Dos Hermanas (Sevilla) ha citado a declarar el próximo 13 de enero como investigada por presunto acoso, coacciones y delitos contra la libertad a la madre de la niña que sufre un trastorno del espectro autista (TEA) de siete años, que denunció hace unos meses a cuatro docentes del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Cervantes', ubicado en la localidad nazarena, por un supuesto trato degradante hacia su hija.

Según reza en la citación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juzgado la cita a declarar el 13 de enero, pero previamente tendrá que asistir a la sede judicial el 26 de noviembre para recibir copia de esta querella por esos presuntos delitos hacia las docentes.

Además, el juez detalla en la cédula de citación que, en caso de incomparecencia de la madre de la menor, esta orden podrá convertirse en orden de detención.

Por su parte, la madre, a través de sus redes sociales, consultadas por Europa Press, ha asegurado que nadie "la va a amedrentar. Voy a seguir hablando, luchando y protegiendo a cada niño de este mundo para que jamás vuelvan a caer en vuestras manos. No vais a conseguir que tenga miedo. Miedo tenía mi hija de estar con vosotras. Eso sí era miedo", refiriéndose a las citadas docentes.

El pasado mes de junio los padres de esta niña interpusieron una denuncia contra estas docentes en la que se recoge que la pequeña que, además de TEA, sufre un trastorno específico del lenguaje (TEL) y epilepsia general, tuvo dos ataques epilépticos en un breve espacio de tiempo mostrando un "comportamiento anormal" y excesivamente "nervioso" desarrollando "conductas autolesivas desconocidas hasta la fecha", las cuales se acentúan "cuando tiene que acudir al colegio", mostrando "miedo y un rechazo frontal" a acudir al centro escolar desapareciendo esta conducta "en fines de semana cuando lógicamente no tiene que ir al colegio".

Ante esta circunstancia, tal y como continúa la querella, los padres deciden consultar la situación de la menor con profesionales médicos quienes concluyen sobre la incidencia del "estrés" como causa de dichos ataques, llegando incluso a recomendar "el cambio de centro de la menor" ante la certeza de que la menor estaba sufriendo algún tipo de situación anormal "que incide directamente en su propia salud".

De esta manera, los padres decidieron reunirse con las profesoras quienes "niegan la mayor" y tras exhibirles los informes médicos donde se apunta a la situación de estrés de la menor como principal o posible causa de los ataques epilépticos, "las propias profesoras dicen no observar absolutamente ningún comportamiento extraño".

Por ello, la querella añade que los padres deciden instalar una grabadora en la mochila de la pequeña ante los "fundados temores" de que en el centro público al que acudía la menor "se pudiera estar produciendo alguna situación irregular".

SEIS HORAS DE GRABACIÓN

Así, en seis horas de grabaciones se encuentran algunos extractos donde se escucha "claramente" cómo las profesoras desde el inicio de la jornada, "gritan exasperada y constantemente" a la menor como manera habitual de comunicación con ella, "hablan despectivamente del trastorno" que padece en presencia de la propia niña, así como que "cuando tienen un brote este tipo de enfermos cuando son adultos los meten en la cárcel".

La demanda añade que en esos audios se puede constatar que pasan gran parte del tiempo lectivo "comentando sus vacaciones y otros temas absolutamente ajenos a sus labores como responsables de un aula integrada por niños con discapacidades varias y necesidades educativas especiales, reconociendo expresamente que no siguen las pautas y prescripciones educativas impuestas por los propios profesionales médicos de la Junta de Andalucía".

Entre las "expresiones amenazantes y despectivas" con un "altísimo tono vociferante" que se han captado en la grabación, la querella recoge algunas frases como 'Esta niña tiene el cerebro cascado', 'lávate las manos cochina' o 'y en el manicomio de Miraflores había este perfil de en adultos'.

Investigan por acoso a la madre de la niña autista de Sevilla